El malestar de una familia canaria atrapada en 'gh14'

La familia de Sonia Walls, concursante grancanaria de Gran Hermano 14, ha decidido romper el silencio y dejarse oír ante las numerosas mentiras que se han vertido en torno a ellos y su hija. Ramón y César, padre y hermano de Sonia, aseguran que no es verdad que se hayan negado a acudir a las galas de los lunes, como han insinuado desde el concurso. «Me han invitado a dos galas y he ido a las dos, solo rechacé asistir a un debate», asegura César, que este lunes estará sentado en el plató de Telecinco para vivir en directo la salida o no de su hermana, nominada por primera vez desde que entró en el concurso.

Lo único que han querido es mantenerse al margen, respetando la decisión de Sonia de participar en el concurso, pero no entrando en el juego mediático de Gran Hermano; y ese puede ser el origen del problema. El padre de Sonia siente que hay una campaña desde dentro contra su hija, que no entiende, y que tiene la sensación que comenzó tras su negación de facilitar a la productora los datos del ex novio de la concursante. Recuerda la conversación como si fuera ayer: «‘¿Entonces no colaboras?’, me preguntó la persona que nos llamó, y al decirle que no me dijo con estas palabras: ‘entonces aplicaremos el mismo criterio de no colaboración con tu hija’. Yo lo viví como una amenaza y, desde entonces, tengo la sensación que no paran de atacarla», reconoce.

También se queja de la falta de información sobre la salud de Sonia, que ha sufrido la infección de un quiste de Bartolino: «Llamo y no me dicen nada. No quieren quitárselo porque tendría que salir de la casa. Está atiborrada de antibióticos. Algunas veces la he visto realmente mal y he tenido que llamar para exigirles que la lleven al confesionario y la controlen».

Otro punto que no entiende es el ataque continuo de la colaboradora de Telecinco Belén Rodríguez hacia ellos y su hija, «cuando en un principio la defendía. Ha llegado a asegurar que está siendo acosada por mí», dice asombrado Ramón Walls, que quiere dejar muy claro que es totalmente falso. «Nunca me he puesto en contacto con ella, lo único que he hecho es expresarme en Twitter, eso sí, con un sentido de humor irónico. Si se identifica con lo que pongo es su problema».Ha expresado su queja a la jefa de contenidos del programa, «con la que he llegado a palabras mayores porque hay una gran diferencia entre lo que yo veo en las 24 horas y los videos que emiten. Manipulan para crear conflictos y le hacen daño».

En definitiva se sienten engañados. «Sonia entró porque, desde la productora, le aseguraron que este año habría un cambio. Vinieron los redactores y nos dijeron que iban a premiar más los valores, la convivencia y la educación, y menos el conflicto». Sonia vio en el concurso una oportunidad para financiarse un master de cirugía que quiere realizar en Madrid, además de «una experiencia. Igual en dos semanas estoy en casa y puede que saque el dinero para el master» le aseguró a su padre antes de entrar en la casa.