El gobierno local no descarta revisar las tarifas del agua

Gaumet Florido
GAUMET FLORIDO

El Ayuntamiento no descarta tener que subir las tarifas del agua en Telde. Es una de las medidas que se barajan para garantizar la viabilidad de la empresa mixta Aguas de Telde, que es la que gestiona el abasto del municipio, pero el gobierno local se niega rotundamente a hacerlo ahora, bajo la presión que quiere imprimirle el socio privado de la compañía, Canaragua.

El debate de esa subida, insisten desde el tripartito, no toca cuando sigue pendiente el futuro de los 106 trabajadores del servicio de Parques y Jardines, que están en el limbo después de que Aguas de Telde optara por abandonar el contrato el 5 de noviembre pasado. Canaragua ha pedido subir las tarifas en torno a un 17% gradualmente en tres años.

El alcalde, Francisco Santiago, ha recalcado que el Ayuntamiento no negociará ninguna medida en la situación de estrés en la que pretende hacerlo Canaragua y, mucho menos, le consentirá que, por mor de los acuerdos a los que se llegue, se acabe librando de las responsabilidades que el Ayuntamiento le piensa exigir por los incumplimientos de contrato en los que ha incurrido.

 

Santiago mostró su convencimiento de que se está en la recta final de la resolución del conflicto y dijo confiar en que todo acabe la semana próxima. Avanzó también que es probable que hoy se celebre una Junta General Universal de Aguas de Telde.