El Gobierno aspira a atender a 3.000 dependientes nuevos en 2016

La consejera competente en Políticas Sociales del Gobierno autonómico, Patricia Hernández, aspira a dar de alta en el sistema de atención a la dependencia a 3.000 personas en 2016. Admitió que su objetivo es «ambicioso» pero incluso aseguró que será capaz de rebasar las previsiones.

Almudena Sánchez
ALMUDENA SÁNCHEZ

Cuando Patricia Hernández asistió en julio a la toma de posesión del equipo de Políticas Sociales, anunció su propósito de que Canarias dejara de ser noticia por situarse de forma continuada a la cola de las comunidades autónomas en cuanto al grado de cumplimiento de la Ley de Dependencia.

Ayer, la vicepresidenta fue noticia al indicar que el plan de choque anunciado ya desde aquel mes de julio prevé 3.000 nuevas altas para 2016 en el sistema de atención. Admitió que «nos hemos marcado un objetivo ambicioso». pero se mostró convencida de que, incluso podría rebasarlo el año próximo.

La también consejera de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda recordó su compromiso de poner al día el servicio, así que se refirió a los casi dos millones de euros presupuestados para afrontar los «retrasos y las nuevas altas de personas que esperan a ser atendidas, unas 600».

Por otra parte, Hernández aseguró que el Gobierno pagará las prestaciones a las familias de 200 dependientes aunque estos ya hayan fallecido. «El cobro tardará un poco porque lleva su trámite -señaló la consejera- pero la recibirán».

Patricia Hernández informó que, desde julio a octubre de este año -ya en el cargo- se han incorporado al sistema 932 personas que, sumadas a las 464 que se han registrado en los primeros seis meses de 2015, habrá un total a finales de este año de 1.500 personas recibiendo ya la atención correspondiente, calculó.

Además de las personas que van siendo atendidas y a las que el plan de choque tiene previsto incluir, el Gobierno también contempla aumentar el número de empleados.

Al respecto, Patricia Hernández informó que se contratarán a «22 personas, 11 en cada isla capitalina» y serán personal laboral, o interinos pero siempre con «carácter provisional».

Además, tal y como está contemplado en el Proyecto de Ley de Presupuestos para 2016, el personal que presta servicio de dependencia formará parte de aquél que está dentro de los servicios fundamentales, lo que permite efectuar sustituciones en su totalidad.

La consejera afirmó que «el incremento de personal es suficiente para evaluar y realizar los programas individuales de atención» (PIA).

En cuanto a los recursos económicos, la también vicepresidenta indicó que habrá disponibles 7,7 millones de euros para poner al día el sistema de atención a la dependencia.

Todos los grupos parlamentarios valoraron el contenido del plan de choque cuyos detalles fueron conocidos a instancia del grupo del Partido Popular ( PP).