El Estado da luz verde al proyecto del muelle de Lobos

El proyecto de rehabilitación del muelle de Lobos ya cuenta con informe ambiental positivo del Estado y, por tanto, la Autoridad Portuaria puede sacarlo a concurso para su ejecución. El Cabildo dice que es insuficiente porque no solo es necesaria la rehabilitación del muelle sino su ampliación.

David Monserrat
DAVID MONSERRAT

La Secretaría de Estado de Medio Ambiente ha dado luz verde al proyecto de rehabilitación del muelle de Isla de Lobos, que utilizan las tres embarcaciones que llevan al islote a una media de unos 200 turistas al día. Las obras no conllevan la ampliación de la infraestructura portuaria, sino únicamente la rehabilitación y acondicionamiento del dique para mejorar las condiciones de atraque de las embarcaciones así como facilitar el acceso a pie de los visitantes.

El proyecto será ejecutado por la Autoridad Portuaria de Las Palmas con un presupuesto de 800.000 euros. Entre las actuaciones destacan la reparación con hormigón sumergido de los huecos generados por la pérdida parcial o total de los bloques que conforman el muelle, el relleno de la banqueta que forma la cimentación del muelle en las zonas en las que falte material, la demolición de todo el pavimento de hormigón en masa existente, la pavimentación de la superficie del muelle y, por último, la colocación de postes con salvavidas y defensas.

Las obras se ejecutarán desde una pontona flotante y sobre el pavimento del muelle, sin utilizar terrenos del islote. Materiales y maquinaria serán trasladados por medios marítimos desde la Maxorata y los escombros generados por las demoliciones entregados a un gestor autorizado.

Para dar luz verde al proyecto de rehabilitación del muelle de Isla de Lobos, la Secretaría de Estado de Medio Ambiente ha consultado a todas las entidades que tuvieran algo que decir al respecto, concluyendo que las obras a ejecutar no afectarán de forma apreciable al espacio natural, si bien se establecen una serie de medidas correctoras en aras de reducir cualquier posible impacto sobre las especies de fauna y flora que habitan en las inmediaciones.

El Cabildo demanda la ampliación. Entre las entidades consultadas destaca el Cabildo de Fuerteventura, cuyo departamento de Medio Ambiente considera que el proyecto presentado «no resuelve determinadas necesidades como son la posibilidad de atraque cuando hay temporal, la necesidad de aumentar la superficie de carga y descarga, la dificultad para trasladar el vehículo eléctrico al taller, el abastecimiento de agua potable, la gestión de las aguas residuales y la posibilidad de acceso para personas con discapacidad». Por estas razones, desde la primera institución majorera se recomienda «llevar a cabo una alternativa que contemple la ampliación del muelle de forma que se garanticen este tipo de actuaciones».

Yacimiento romano. Cabildo y Gobierno de Canarias exigen que, con carácter previo a cualquier obra, se realicen prospecciones subacuáticas para descartar la presencia de restos arqueológicos romanos que pudieran verse afectados.