El Ayuntamiento no desahuciará a la familia okupa de Maipez

Gaumet Florido
GAUMET FLORIDO

El Ayuntamiento de Telde no desahuciará a la familia que está de okupa en un edificio de oficinas de propiedad municipal en el polígono industrial Maipez, en Jinámar. Así de contundente se manifestó este lunes la alcaldesa, Carmen Hernández. Se les buscará una alternativa. Falta por determinar quién. No habrá desahucio. Cristina Rodríguez y sus tres hijos de 15, 14 y 12 años, que desde este último verano viven de okupas en un edificio propiedad del Ayuntamiento, no se quedarán en la calle. Pero lo que no está tan claro es qué institución les dará una solución ni cómo. Por lo pronto, la alcaldesa, Carmen Hernández, explicó este lunes que desde Telde están tratando de confirmar si Cristina está empadronada en la capital. De ser así, advierte la regidora municipal, tendría que ser el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria la institución que habría de buscarle posibles alternativas. Sea como fuere, y en esto sí fue taxativa la alcaldesa, el Ayuntamiento no la desahuciará. «No vamos a dejar a una familia en la calle sin una alternativa», aseguró. Cristina, de 32 años, en paro desde hace más de un año y con apenas 150 euros de ingresos al mes, se quedó sin casa en junio pasado y, ante la desesperación de verse sin techo para sus tres niños, optó por meterse en el edificio que funcionó hace más de una década como vivero de empresas y que llevaba varios años abandonado y siendo víctima de saqueos y actos vandálicos. El Ayuntamiento sabía de la existencia de Cristina y de que residía en este inmueble, pero había optado por no reclamar el uso de la propiedad hasta ahora en que, tras una inspección laboral a la nave que tiene alquilada Festejos en El Caracol, se ha visto forzado a buscar instalaciones donde realojar el material, las herramientas y el personal allí destinado. Y entre los espacios que Régimen Interior tiene en el punto de mira están la nave municipal de El Goro y este edificio. Si se confirma que Cristina figura como vecina de la capital, el Ayuntamiento tratará de buscarle una salida de la mano de la institución del municipio vecino. «Se podría recurrir a viviendas que estén vacías, de segunda adjudicación», apunta, pero lo tendrá que hacer la capital. Telde, al no estar empadronada, no puede.