El alcalde apoya el funicular para recuperar El Vigía

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA

El alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo, se desmarcó ayer de las opiniones en contra del proyecto del teleférico expresadas por el Foro por La Isleta y la federación de asociaciones ecologistas Ben Magec. En su opinión, la propuesta de un grupo de empresarios canarios para instalar un funicular por encima de las casas de La Isleta -desde el acuario Poema del Mar hasta lo alto de la montaña de El Vigía- resulta «interesantísima» por cuanto que garantizaría el acceso de los ciudadanos a una zona restringida, que está bajo la jurisdicción militar, y además porque conllevaría la recuperación del pico volcánico, que se encuentra bastante degradado. «La montaña está como un queso roquefort», dijo en relación al sistema de galerías que el ejército ha construido bajo El Vigía. Por si fuera poco, denunció la gran cantidad de basura que se acumula en el entorno. «A mí, lo más que me interesa es que se repone medioambientalmente una zona degradada y que los vecinos puedan acceder», insistió el regidor capitalino. Respecto al hecho de que el consejero insular de Medio Ambiente, Juan Manuel Brito, y sus técnicos desconozcan el proyecto, Augusto Hidalgo se limitó a señalar que «el Cabildo de Gran Canaria está informado a través de su presidente» y reconoció que Medio Ambiente deberá tramitar el expediente, que requiere de la desprotección de la montaña. El primer edil de la capital grancanaria dijo desconocer qué empresarios se encuentran tras el proyecto -son los mismos que plantearon un teleférico en la cumbre de Gran Canaria- y aseguró que informó del proyecto en rueda de prensa para evitar filtraciones.