Detienen al presidente saliente de Costa de Marfil Laurent Gbagbo

EFE

El Gobierno de Alassane Ouattara, presidente electo de Costa de Marfil, confirmó hoy la detención del jefe de Estado saliente, Laurent Gbagbo, en un discurso retransmitido por la Televisión de Costa de Marfil (TCI), que mostraba al mismo tiempo imágenes del ex mandatario tras el arresto. El primer ministro y titular de Defensa de Ouattara, Guillaume Soro, afirmó que "hoy, las fuerzas especiales lanzaron el asalto final contra los mercenarios y otras milicias (de Gbagbo) que se encontraban en la Residencia Presidencial", donde se refugiaba el presidente saliente desde hace días. "Después de duros combates, y tras verse encerrados y vencidos, Laurent Gbagbo y su esposa, Simone, se han rendido a las Fuerzas Republicanas (leales a Ouattara) y ahora están bajo arresto", dijo Soro. Durante la intervención del primer ministro, la TCI emitía a su vez imágenes de Gbgabo, que aparecía detenido en una habitación del Hotel Golf, donde Ouattara estableció su sede gubernamental después de que el presidente saliente se negara a entregarle el poder tras las elecciones del pasado noviembre. En las imágenes de la televisión marfileña, en las que también se veía a Simone, esposa del presidente saliente, Gbagbo se mostraba notablemente nervioso, y hablaba continuamente con las fuerzas de Ouattara encargadas de vigilarle. En su discurso televisado, Soro llamó a los seguidores de Gbagbo a unirse a las Fuerzas Republicanas, y aseguró que "no se irá a la caza" de los partidarios del presidente saliente. Además, Soro instó a los ciudadanos a que se mantuvieran calmados y a que permanecieran en sus casas esta noche, puesto que los efectivos de Ouattara llevarán a cabo una operación de limpieza para garantizar la seguridad en la ciudad de Abiyán. "Ciudadanos de Costa de Marfil, secad vuestras lágrimas. La pesadilla se acabó", sentenció el primer ministro. Las fuerzas leales a Outtara que hoy llevaron a cabo el ataque final sobre Gbagbo, tras más de diez días de intensos combates en Abiyán, estuvieron apoyados por efectivos de la misión francesa Licorne y por soldados de la Misión de la ONU en Costa de Marfil (ONUCI), que anoche también bombardearon el Palacio Presidencial, en Plateau. La actual crisis marfileña comenzó después de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, el pasado 28 de noviembre, cuando Gbagbo, presidente de Costa de Marfil desde 2000, se negó a admitir su derrota frente a Ouattara y a cederle el poder a pesar de la fuerte presión internacional.