Detenido en Tenerife por estar en una red de porno infantil

EFE

.-Un joven de 26 años, que responde a las iniciales L.S.P. y que reside en Santa Cruz de Tenerife, es uno de los detenidos por la Guardia Civil en la operación denominada Plus Ultra, llevada a cabo conjuntamente por el instituto armado y el FBI estadounidense contra la distribución de archivos de pornografía infantil en Internet. La Guardia Civil y el FBI estadounidense han detenido en sus respectivos países a un total de catorce personas acusadas de distribuir archivos de pornografía infantil en Internet y que incluso poseían imágenes de menores de su propio entorno familiar. En la denominada operación "Plus Ultra" han participado 150 agentes de ambos países, han sido imputadas otras cinco personas y se han realizado 34 registros, 13 en EEUU y 21 en las provincias de Vizcaya, Guipúzcoa, A Coruña, Ourense, Madrid, Ávila, Valladolid, Barcelona, Tarragona, Murcia, Valencia y Santa Cruz de Tenerife. Solamente la Guardia Civil ha intervenido 46 ordenadores, 75 discos duros y más de 1.000 DVDs, CDs, tarjetas de memoria, cintas de grabación de vídeo y más de un terabyte de material pedófilo. Las investigaciones comenzaron el pasado mes de marzo cuando varios ciudadanos navarros comunicaron a la Guardia Civil la descarga accidental de este tipo de archivos, generalmente al intentar bajarse películas o temas musicales de la Red. En los archivos podían verse fotografías y vídeos de carácter pornográfico, siendo la mayoría de sus protagonistas menores de ambos sexos con edades inferiores a los 10 años. Los nueve detenidos y cinco imputados en España tienen edades comprendidas entre los 26 y los 67 años y pertenecen a todos los estratos sociales. Hay hosteleros, informáticos, comerciales, empresarios, operarios de mantenimiento, funcionarios, jubilados, personas en paro e incluso el jefe de seguridad de una empresa privada. Alguno de ellos llevaba más de seis años descargando y distribuyendo pornografía infantil en Internet. Dos de los detenidos en España poseían incluso imágenes de menores de su propio entorno familiar. En EEUU el FBI investiga la posibilidad de que la hija de uno de los implicados, con domicilio en Washington, sea una de las víctimas, mientras que en un registro realizado en Nueva York, también se han encontrado indicios de un posible abuso infantil. Esta operación no habría sido posible sin las herramientas informáticas de las que dispone la Guardia Civil, entre las que destaca el programa "VICUS", que rastrea la Red a la búsqueda de pornografía infantil y extiende sus tentáculos a nuevos programas de intercambio de archivos. La nueva versión del programa "VICUS" ha sido desarrollada por la Fundación Centro Tecnolóxico das Telecomunicacións de Galicia (GRADIANT) y la Universidad de Vigo.