Desgastados y con más rivales

Almudena Sánchez
ALMUDENA SÁNCHEZ

Con los 162.806 votos que han huido de las manos del Partido Popular (PP) en Canarias toca ahora sacar conclusiones. Ni la defensa numantina de las prospecciones petrolíferas, ni el castigo a Canarias alardeado por las formaciones tradicionales que les disputan el mercado electoral. Nada de eso ha sido lo que les ha arrastrado hacia la caída, en opinión del secretario general, Asier Antona. Han sido factores externos que poco tienen que ver con la política llevada a cabo por su partido en las islas.

Desde este punto de partida, la Ejecutiva del PP regional analizará los resultados cuando toque hacerlo. De momento, Antona apunta a que «no hemos tenido más remedio que afrontar la legislatura más difícil de la democracia, llevando a cabo reformas que eran muy difíciles tanto de entender como de explicar pero igualmente necesarias».

El número dos de los conservadores canarios razona que ese elemento produce un «evidente desgaste de la responsabilidad de Gobierno». Pero a ese factor, le añade la irrupción casi repentina de nuevos rivales políticos.

Menos espacio. Aunque las urnas han amortiguado mucho las expectativas que las encuestas le concedían a Ciudadanos, Asier Antona admite que «los partidos emergentes han empezado a ocupar un espacio político» y eso ha provocado el consiguiente estrechamiento del mismo.

«No tiene absolutamente nada que ver nuestra posición respecto de las prospecciones petrolíferas con los resultados que ha sacado el partido en Lanzarote y Fuerteventura», aseveró el secretario general. Pero tampoco aclaró cuál ha sido la razón a la hora de analizar la pérdida de respaldo electoral. Eso sí, Antona sacó pecho por el hecho de que «en la isla de Fuerteventura conseguimos sacar un senador». Igualmente, el mensaje en el que tanto han incidido en los años de la crisis y los recortes todas las formaciones políticas que rivalizan con los conservadores en las islas «tampoco ha calado». Asier Antona señaló especialmente a Coalición Canaria (CC), «que ha estado a punto de perder el único escaño que le quedaba en el Congreso de los Diputados. De otra forma, habría consolidado su posición».