Borrar
Comienza el desafío en Los Alpes

Comienza el desafío en Los Alpes

Martes, 21 de julio 2020, 21:41

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La expedición Ralons Sport Gran Canaria partió este martes muy temprano a Los Alpes para encarar en los próximos días la ascensión al Mont Blanc con la nadadora Thaïs Henríquez como protagonista. Serán ocho días intensos en los que se tratará de hollar la cima más alta de la Europa occidental.

El grupo de montañeros grancanario, encabezado por el especialista Javier Cruz, llegará este martes a Ginebra, Suiza, previa escala en Barcelona, desde donde comenzará el viaje a la cordillera centroeuropea. El programa tiene previsto el traslado en carretera hasta el barrio de Le Tour, a 15 minutos del punto de partida alpino Chamonix. Será el inicio del itinerario que, primero, tiene marcada varias jornadas de aclimatación a la alta montaña y sesiones de entrenamiento sobre roca, nieve y hielo que ya exigirán crampones, piolets y cuerdas para garantizar la seguridad en la zigzagueante y caprichosa orografía de la cordillera francoitaliana.

«Estamos ante el desafío más complicado de todos los que hemos afrontado en las cuatro expediciones previas con CANARIAS7, Ralons Sport y el Cabildo de Gran Canaria. Hemos alcanzado puntos más altos, como el campo base del Everest, el Kilimanjaro o el Parinacota el año pasado, pero nunca hemos tenido que enfrentarnos a una ruta ascendente como la del Mont Blanc. La presencia de bastante hielo y nieve supondrá una dificultad a superar, además del condicionante del tiempo, muy cambiente e imprevisible en esta época del año», afirma Cruz, que recuerda que alcanzar la cima no está garantizado, primando siempre la seguridad.

«Al final, en dos jornadas, intenteremos llegar a la cumbre (4.808 metros) iniciando la ascensión por la noche. Se trata de una cumbre preciosa pero que requerirá bastante preparación y constancia», asevera Cruz antes de iniciar la aventura en la mítica cima alpina.

Desde hoy y en los días previos a encarar el objetivo, Cruz ha planificado ascensiones al glaciar Mer de Glace, en la ladera norte del macizo, en los Alpes franceses, con siete kilómetros de largo y 200 metros de profundidad, al Gran Paradiso (4.061 metros) y a las famosas Agujas de Midi.

«Será importante que nuestros organismos se vayan adaptando progresivamente a los 3.000 y 4.000 metros para evitar síntomas del mal de altura: fuertes dolores de cabeza, mareos, deshidratación, falta de apetito, debilidad muscular... Tendremos duras y largas sesiones de entrenamiento donde Thaïs cogerá confianza en un terreno desconocido para ella. Con su gran fortaleza física y mental tras años de éxitos en la natación sincronizada y duros entrenamientos, será más fácil su adaptación a las condiciones de la montaña», afirma optimista Cruz antes de empezar la aventura.

La doble medallista olímpica ha variado su rutina de entrenamientos en los últimos meses para adpatarlo a la exigencia de la alta montaña. «Compenso la incertidumbre de lo desconocido con la ilusión de probarme en una disciplina muy diferente a la que controlo. Estoy con muchas ganas de comenzar la aventura ya», afirmó a solo unas horas de viajar a Los Alpes.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios