CC-PSC impiden devolver al Gobierno la ley que crea la agencia tributaria

Almudena Sánchez
ALMUDENA SÁNCHEZ

Los partidos firmantes del pacto de gobernabilidad, Coalición Canaria (CC) y Partido Socialista Canario (PSC) rechazaron, junto con el grupo Mixto, la petición del Partido Popular (PP) de devolver al Gobierno la ley que crea la agencia tributaria por «chapuza».

Nacionalistas y socialistas antepusieron el principal argumento del consejero de Economía, Hacienda y Seguridad del Gobierno, Javier González Ortiz, para crear una agencia tributaria -aumentar la recaudación- a las advertencias y observaciones formuladas por varios departamentos de la propia consejería y los órganos de control sobre el proyecto de ley. Por eso, votaron en contra de la enmienda a la totalidad que presentó el grupo Popular.

En cambio, esos mismos informes que cuestionan la agencia y las razones del Gobierno para montarla sirvieron de apoyo al diputado conservador, Miguel Cabrera Pérez-Camacho, para exclamar: «qué necesidad de hacer esta chapuza. A mí me daría vergüenza traer un proyecto de ley en estas condiciones».

Cabrera criticó que el Gobierno emule el modelo de la agencia estatal que, afirmó, «se ha convertido en un circo máximum, donde el cuerpo de funcionarios dirime sus batallas ideológicas y políticas en perjuicio del contribuyente».

El diputado del Partido Popular consideró que el sistema de incentivos es «poco ético» y un mecanismo de « extorsión», y se asombró del «atrevimiento del Gobierno a ocultar a este Parlamento el coste real de crear la agencia. Nos pide un cheque en blanco, casi que prevariquemos», denunció.

Al respecto, el portavoz del grupo Nacionalista, José Miguel Barragán, pareció concederle la razón al atisbar una petición al consejero de que incorpore todos los informes que rodean al proyecto de ley, si bien dicha petición no terminó de perfilarse.

Barragán consideró que «no es seria» la intervención realizada por el diputado del PP; «una cosa es ser gracioso y otra, graciosete», comentó.

El debate se retrucó hasta el punto de que el diputado nacionalista salió en defensa de la agencia tributaria estatal.