'Catara', «un equilibrio entre cuerpo y mente»

12/11/2014
ETIQUETAS:

Tras haber dedicado su vida a dar clases de aeróbic, yoga y pilates, entre otras disciplinas, la fibromialgia, un trastorno crónico que causa dolores musculares y fatiga, apartó a Raquel Artiles del mundo del deporte. Ante esta situación, nació Catara, una nueva disciplina nacida en Berlín de mano de Artiles que surgió para aquellas personas que no pueden hacer grandes esfuerzos físicos. Su creadora lo define como un método que equilibra el cuerpo y la mente, que trabaja a «nivel energético y corporal y que muestra cómo ir desbloqueando a nivel emocional y mental lo que produce el bloqueo corporal hasta recuperar la energía y volver a llevar una vida normal». 
Podría parecerse al yoga o pilates porque se trabaja con el cuerpo, pero Catara tiene como fin «establecer el equilibrio natural en el cuerpo, a través de la musculatura profunda», cuenta Artiles, quien asegura que la mayoría de los ejercicios se realizan de pie y respetan, en todo momento, el movimiento natural del ser humano, que se va degenerando con el paso del tiempo. Además, una de las claves de los ejercicios es «soltar las emociones negativas de nuestro interior, que pueden producir una enfermedad con el tiempo si no se expulsan», afirma.
Los resultados dependen de la predisposición. Hay personas «que notan resultados en media hora e incluso otras,  después de minuto empiezan a notar un cambio». De hecho, Artiles asegura que tras practicar Catara a diario ya no siente la fibromialgia.

A todo el mundo. Pero el método no sólo esta orientado a aquellos que sienten que no pueden hacer nada. «La mayoría de las personas hacemos los movimientos corporales con tensión y a la fuerza», y es por ello que el método tiene el objetivo de  «restablecer el bienestar innato de la persona recuperando la manera natural de las posturas y de la respiración». Así, esta disciplina está dirigida «a todo el mundo» ya que, además, «ayuda desde lo básico y no es necesario estar acostumbrado al deporte».
Artiles, nacida en Gran Canaria y afincada en Berlín, arriba esta semana a la isla para mostrar su método, con una charla que tendrá lugar el viernes y dos talleres, con plazas limitadas, que se celebrarán el 15 y 16 de noviembre, en la Botica Verde (Avenida de Escaleritas, 40).