Cardona subirá las tasas de las grúas municipales

Gonzalo H. Martel
GONZALO H. MARTEL

Los usuarios que dejen su coche mal estacionado en la capital grancanaria tendrán que asumir íntegramente el coste de la grúa municipal. El ayuntamiento de la ciudad prepara un aumento sustancial, en torno al 40%, de las tasas por retirada de vehículos de la vía pública. La medida pretende recortar los gastos que genera el servicio.

Los conductores de Las Palmas de Gran Canaria tendrán que pensárselo dos veces antes de abandonar el coche en cualquier esquina o en doble fila. El grupo de gobierno del PP, que capitanea el alcalde Juan José Cardona, prepara un sustancial incremento de las tasas que se aplican al servicio de la grúa municipal, que rondará el 34%.

La propuesta forma parte de las previsiones de la empresa municipal Sagulpa para el ejercicio de 2012, que esta tarde se abordarán en el consejo de administración de la compañía. El grupo de gobierno justifica la decisión en la necesidad de «acudir al equilibrio económico de la concesión», según figura en la documentación de la reunión. La tasa de la grúa municipal mantiene actualmente el precio que se estableció en el año 2000, equivalente a 66,11 euros.

El servicio generó en el anterior mandato un déficit de casi 800.000 euros, a una media de casi 200.000 euros anuales que tuvo que compensarse con aportaciones extraordinarias del ayuntamiento. La empresa pretende «ajustar los costes y acercarlos al equilibrio económico de la concesión», para taponar el gasto público. En la práctica, eso supone que el coste del servicio se cargará exclusivamente al bolsillo de los infractores, en lugar de a todos los ciudadanos.

Según los cálculos que maneja la compañía, la nueva tarifa se parecerá bastante al coste medio del servicio en otras ciudades españolas, situado en torno a los 100 euros. La aplicación de los nuevos precios requiere de un acuerdo del pleno municipal y de una posterior fase de exposición pública, por lo que su entrada en vigor se aplicará en marzo.

Sagulpa prevé un aumento de beneficios para 2012 del 333%, al pasar de los 130.687 euros del presente ejercicio a una estimación inicial de 565.822 euros para el próximo, con una cifra neta de negocio que alcanza los 5 millones de euros, frente a los 4 millones previstos en 2011. «La sociedad debe asumir mayor protagonismo en la estrategia municipal de Movilidad Sostenible», según el concejal Ángel Sabroso.