Canarias pide respeto para el profesorado ante la 'huelga de tareas'

04/11/2016
ETIQUETAS:

ANPE Canarias ha señalado que el anuncio de la 'huelga de deberes' liderada por algunas asociaciones es una medida "extrema" que no recibe con agrado, sobre todo por las formas, según su presidente autonómico, Pedro Crespo, que ha pedido respeto para los profesionales de la enseñanza.  

  El sindicato ha afirmado en un comunicado que no se trata de un debate novedoso, ya que surge cada comienzo de curso, pero desde la organización creen que en esta ocasión se ha exagerado la nota y achacan las raíces de esta 'batalla contra los deberes' a razones de índole política.  

  Desde el sindicato apuntan que siguen apostando por la realización de las tareas escolares, puesto que inciden en la cultura del esfuerzo, aunque admiten estar dispuestos a emprender un debate constructivo sobre esta cuestión.  

  ANPE Canarias habla incluso de campañas publicitarias que cuestionan la libertad de cátedra y el principio de autonomía pedagógica de los centros educativos. Por ello, manifiesta su rechazo ante estas propuestas que "incitan a la insumisión atentando contra la actividad del profesorado y su autoridad profesional".  

  En su opinión, "la comunicación en el centro educativo entre el profesorado y las familias resulta fundamental para resolver estas controversias, mediante el diálogo con el tutor o con el equipo directivo o a través de los órganos de participación educativa, como el Consejo Escolar.  

  Los docentes que forman parte de ANPE Canarias aseguran estar dispuestos a participar en el debate sobre la necesidad de introducir racionalidad en los deberes escolares, pero siempre que se adecúen a la edad y al nivel educativo del alumnado y respeten sus tiempos para jugar, descansar y relacionarse con los demás.

  Recuerdan que en otras ocasiones han defendido un pacto educativo "lejos de tintes partidistas" y animan a los agentes sociales implicados en la configuración de este pacto para que lleven este tema a la mesa de negociación. A su vez, consideran que con estos debates se está reclamando una "verdadera" política de conciliación de la vida familiar y laboral, cuya problemática es "ajena a la escuela", recalcan.

  Según ANPE Canarias, "este viernes día vivimos tiempos difíciles para alcanzar este objetivo debido a la prolongada jornada laboral de muchos padres y madres, que obliga sus hijos a pasar largas horas en el centro educativo después de la jornada lectiva o a la realización de actividades extraescolares que pueden sobrecargarles".

  El presidente de ANPE Canarias defiende "una educación que sea tarea de todos y se centre en el respeto por los mayores, el pensar en el otro, el no querer imponer nuestro criterio", y añade que para la formación en valores influyen especialmente la familia y los maestros.

  Por todo ello, sl sindicato llama a un diálogo liderado por los agentes implicados en la acción educativa, que se aleje de discusiones "repletas de crispación".