Brad Pitt se despide de Fuerteventura

David Monserrat
DAVID MONSERRAT

Con indumentaria semejante a la que vestía a su llegada a la Isla (pantalones negros, camiseta blanca, sombrero y bolso de mano), Brad Pitt se despidió de Fuerteventura en torno a las 14.30 horas de la tarde no sin antes tener un pequeño detalle con sus fans, a quienes saludó alzando el brazo antes de subirse en el jet privado que le llevaría de regreso a su destino. Una veintena de coches y todas las personas que cabían dentro se habían trasladado hasta el aeropuerto para decirle adiós al ídolo de Hollywood, que no se hubiera dado cuenta de la presencia de sus seguidores de no ser por los reclamos de atención que a gritos le profirieron desde la distancia.

Brad Pitt ha estado en Fuerteventura para el rodaje de varias escenas de la película Allied, dirigida por Robert Zemeckis. Durante su paso fugaz por la Isla han rodado en localizaciones próximas a Tiscamanita y Lajares.

Sin embargo, entre los fans de la Isla, la visita de las estrellas de Hollywood ha resultado un tanto decepcionante. A diferencia de lo que ocurrió en Las Palmas de Gran Canaria, no han podido ver de cerca ni a Brad Pitt ni a su compañera de reparto, Marion Cotillard; tampoco se les ha visto paseando por la Maxorata. Y los pocos curiosos que se atrevieron a recorrer pistas de tierra imposibles para acercarse a las localizaciones del rodaje apenas pudieron intuir pulgas desde kilómetros de distancia.