Bosque acrobático en La Palma

29/10/2011
ETIQUETAS:

El bosque, además de purificar la atmósfera, en La Palma, también ha empezado a proporcionar diversión a chicos y grandes. La Isla, en la Hoya del Rehielo, en el término de Breña Baja, ha estrenado el primer parque forestal acrobático de Canarias, según aseguran sus promotores.

La masa boscosa de La Palma es inmensa. Ocupa casi 30.000 hectáreas pero, posiblemente, aunque supone un relevante atractivo turístico, sobre todo como reclamo para los amantes de la naturaleza, no se le está sacando todo el rendimiento que este valioso recurso  puede generar. En este contexto se enmarca la puesta en marcha de las instalaciones de ocio activo acondicionas por la empresa  de origen italiano Acropark en un señero pinar situado en los montes de Cumbre Vieja, entre el Refugio del Pilar y la Hoya del Rehielo. La superficie del recinto lúdico al aire libre abarca un total de 12.000 metros cuadrados y consta de diferentes circuitos aéreos sustentados en los pinos.
La idea de los parques acrobáticos forestales, explica un portavoz de la empresa, «nació en el norte de Europa hace unos 15 años, más concretamente en Francia y Alemania». Esta actividad, añade, «se ha extendido a España dada la gran aceptación que ha tenido en los últimos años en los países de su entorno». En la actualidad, en Canarias, apunta, «esta actividad no está desarrollada a pesar del alto potencial de sus bosques».

Los fundamentos del parque forestal acrobático de La Palma, al igual que el de los existentes en otras regiones, subraya, son los árboles. En cada uno de ellos se instalan plataformas  de madera a una determinada altura que están comunicadas entre sí por medio de conexiones aéreas de diferentes tipos: cables de acero, tirolinas, puentes colgantes, puentes tibetanos, escaleras, lianas, y redes, entre otros. Los árboles componen circuitos de diferentes grados de dificultad y su recorrido suele durar entre 45 y 90 minutos. En el parque de La Palma se han habilitado tres tipos de recorrido según la edad y capacidad física: infantil, junior y senior. «Salud y bienestar, actividad al aire libre, diversión y desafío, son los ingredientes de la receta de los parques acrobáticos forestales», insiste.

La presidenta del Cabildo, Guadalupe González Taño, señaló que, con este proyecto, pionero en Canarias, La Palma se convierte en referente en las Islas en este tipo de instalaciones.