Telde

Basura después de un tsunami

ETIQUETAS:

El incivismo ciudadano llega a límites extremos en Telde. Cuando ya nada podía sorprender en cuestión de basura en espacios naturales, ha aparecido una moto acuática junto a un cúmulo de residuos en los alrededores de la zona industrial de Maipez. Como si un tsunami la hubiera arrastrado.    

Varias zonas de Jinámar son puntos calientes de vertidos incontrolados de basura. Pese a que el Ayuntamiento de Telde los ha limpiado en multitud de ocasiones, vuelven a aparecer una y otra vez, como si brotaran del suelo. Y lo hacen en algunos espacios, irónicamente, junto a un cartel que prohibe tirar residuos. Pero en esta ocasión a los habituales muebles, colchones, escombros, ropas o electrodomésticos, se ha sumado una inusual moto acuática en el medio de la nada. Una imagen que se asemeja más a la triste devastación que queda después de un tsunami que a un espacio industrial. A la estampa se suman también restos de coches y recipientes de aceites o lubricantes, altamente contaminantes, y hasta documentos con datos sensibles.

Al transitar por las diferentes vías que rodean a Maipez, se encuentran multitud de zonas que se han convertido en el lugar escogido por particulares o empresas para tirar lo que les sobra. Y lo hacen con una impunidad y una falta de respeto por el medio ambiente que ya es alarmante. El dirigente vecinal de Jinámar, Pablo Rodríguez, lo comprueba a diario. Todos los días hay nuevos residuos, pero especialmente aumentan los viernes o los fines de semana. El camino que va a la Sima de Jinámar no está exento. A los lados de la vía y en pocos metros se pueden contar por decenas los espacios escogidas para dejar, desde restos de poda a bolsas de escombros tras una obra. La unidad de Medio Ambiente de la Policía Local ya está investigando la zona.