Agosto se despide con mucho sol

Rosa Rodríguez
ROSA RODRÍGUEZ

Falta una semana para que agosto se despida y todo apunta que lo va a hacer con calor, pero no porque esté prevista una nueva intrusión de aire africano, ni porque las temperaturas se vayan a disparar. Será porque los alisios están soplando con poca fuerza y eso están favoreciendo que agosto esté siendo un «clásico mes de verano».

No hay activado ningún aviso amarillo ni la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) tiene previsto activarlo, pero este martes los termómetros superaban los 35 grados centígrados en las medianías del sur de Gran Canaria y la sensación térmica en prácticamente toda la Isla era de mucho calor. En Tenerife y en La Palma ocurría otro tanto, e incluso en Valverde este martes a las 9,30 horas de la mañana ya se rozaban los 29 grados. Solo algunas nubes por debajo de los 600-700 metros de latitud a primeras horas de la mañana indicaban este martes que los vientos alisios seguían soplando sobre las Islas y que, de momento, nada apunta a una nueva intrusión de aire africano. El delegado de la Aemet en Canarias, Jesús Agüera, explicaba este martes que estos días las temperaturas tenderán a ascender, aunque de una manera ligera que «no será muy notable». El hecho de que la presencia de alisios esté siendo casi testimonial está provocando que todo el mes de agosto, incluida la semana que resta para que acabe, esté siendo bastante cálido, a su juicio, un «clásico mes de verano», sin sobresaltos meteorológicos y con unas temperaturas «normales» para esta época del año. Lo normal, según Agüera, es que en zonas como Las Tirajanas, en San Bartolomé de Tirajana, o en Agüimes, ambas en Gran Canaria, los termómetros no bajen este mes de los 30 grados, e incluso que algunos días, como este martes, se superen los 35 grados. En el resto de las Islas, las temperaturas también estarán estos días en torno a los 30-32 grados, sobre todo en las medianías y en el sur. Además, la ausencia de nubosidad está haciendo que los días estén muy despejados sobre todo en las zonas norte de las Islas, lo que en el caso de Gran Canaria y Tenerife hace que haya desaparecido la panza de burro de puntos como Las Palmas de Gran Canaria o Puerto de la Cruz. En los próximos días el viento soplará con algo más de fuerza, aunque, según Agüera, seguirá siendo muy flojo. Es posible que a primeras horas de la mañana puedan caer algunas gotas allí donde tropiezan las nubes que se forman con los alisios porque por encima del anticiclón hay una capa de aire cálido que comprime esas nubes y hace que, además de sensación de bochorno, pueda haber algo de precipitación pero, en todo caso, muy débil.