15.000 voces claman por la sanidad

24/09/2016

Por una sanidad digna, unas 15.000 personas se manifestaron ayer en Puerto del Rosario respondiendo a una convocatoria que partió de los enfermos de cáncer pero que toda la isla ha hecho suya. Laura Cabrera, directora insular de Salud, anunció que el segundo oncólogo será una realidad en enero de 2017 en el Hospital.

Con la salud no se juega», se oyó una y otra vez a lo largo de la masiva manifestación que ayer recorrió Puerto del Rosario para solicitar una sanidad digna. Por eso, porque la salud importa, unas 15.000 personas acudieron a la convocatoria que partió del colectivo de los enfermos oncológicos y que el resto de  Fuerteventura ha hecho propia.

Milagros Galván, de 58 años y un año justo desde que le diagnosticaron cáncer de mama, era una de la docena de pacientes y familiares que sujetaban la pancarta que encabezó el recorrido y que clamaba -como no podía ser de otra manera- Por una Sanidad Digna. «Estamos aquí para que escuchen a Fuerteventura y a sus enfermos porque no hay derecho que la Sanidad esté como está».

Al lado de Milagros, Jacqueline Montero caminaba tocada con el pañuelo que delataba su tratamiento oncológico. Más allá, Ayoze Vega se manifestaba en nombre de su madre recientemente fallecida. Izaskun Núñez escondía debajo de la ropa suelta todo el aparataje adherido al costado que le requiere su enfermedad.

No solo en la cabeza de la manifestación se veían pacientes y familiares. No fue necesario pasar lista porque estaban todos los hermanos, hijos y padres de enfermos e incluso fallecidos, como Pilar Saavedra, la madre de Tania Arocha, la joven de Morro Jable que murió el 25 de junio de este año esperando por una ambulancia que llegó demasiado tarde.

sin la mitad de medios. Cuando la manifestación dobló la avenida marítima de Puerto del Rosario fue cuando se midió la capacidad de convocatoria que tiene la salud y en general una sanidad digna. Sin menos medios publicitarios que otras concentraciones, la de ayer superó a anteriores también multitudinarias en Fuerteventura.

La Policía Local esperó a ese momento para contabilizar la participación: «la avenida mide 3.900 metros cuadrados y contamos a cuatro personas por metro cuadrado, con lo que salen unas 15.000 personas», calculó Pedro Gordillo, su responsable. Unos 50 agentes de esta Policía Local, la Policía Nacional y Protección Civil formaron el dispositivo de seguridad, junto con dos ambulancias y una tercera alertada por la naturaleza de la concentración.