Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este miércoles 17 de abril
Fabada de las jornadas asturianas en Hermanos Rogelio. J.L.R.
Una sublime fabada llegada de Asturias, en pleno barrio de Alcaravaneras
Restaurantes

Una sublime fabada llegada de Asturias, en pleno barrio de Alcaravaneras

Las ya emblemáticas Jornadas Gastronómicas Asturianas del restaurante Hermanos Rogelio vuelven a contar con la guisandera Yvonne Corral

José Luis Reina

Las Palmas de Gran Canaria

Martes, 27 de febrero 2024, 09:58

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El grupo Hermanos Rogelio sigue apostando, cada año, por una de las jornadas gastronómicas más esperadas por los comensales, las asturianas. Para ello, y como ya es tradición, cuentan con el incuestionable talento en los fogones de Yvonne Corral, cocinera y propietaria del restaurante Casa Telva, en Asturias, y reconocido a nivel nacional por su icónica fabada.

Un magnífico restaurante que se traslada, durante unos días, a Las Palmas de Gran Canaria, y más concretamente al barrio de Alcaravaneras, donde el restaurante Hermanos Rogelio, histórico de la ciudad, ofrece una selección de los mejores platos de la gastronomía asturiana, magistralmente preparados por Corral, que por cierto vino con su hija Isabel como compañera de calderos y fiel testigo de la importancia de mantener las tradiciones que le enseña su madre, pues esa fabada debe mantenerse por ley durante muchas generaciones.

Madre e hija, durante las jornadas.
Madre e hija, durante las jornadas. J.L.R.

Las jornadas, que comenzaron el pasado 22 de febrero y permanecerán en el restaurante hasta el próximo 9 de marzo, cuenta con platos tan reconocibles como los chorizos a la sidra, empanada asturiana, quesos asturianos, fabes con langostinos, merluza a la sidra, cabritu con patatines, escalope al cabrales o el mítico cachopo, otro de los obligatorios.

Las jornadas no son ningún experimento, pues tantos años de celebración las convierten en evento de mucho interés para la fiel y feliz clientela. Y eso se nota cualquier día que uno acude al comedor de Hermanos Rogelio para disfrutar de ellas. El principal problema con el que se enfrentará el comensal es con las eternas dudas sobre lo que pedir y descartar, teniendo en cuenta la contundencia de la oferta, y las ganas de probarlo todo. Una buena manera de empezar a decidir es pidiendo una botella de sidra y unos chorizos a la sidra, como así hicimos. Una combinación tan sencilla como placentera, y un buen punto de partida.

Selección de platos asturianos.
Imagen principal - Selección de platos asturianos.
Imagen secundaria 1 - Selección de platos asturianos.
Imagen secundaria 2 - Selección de platos asturianos.

Era un día fresco y lluvioso, ideal para disfrutar de lleno estas propuestas de la cocinera asturiana. Así que, evidentemente, la cuchara cobró mucho protagonismo. Y uno, que es muy amigo de las fabes, apostó por el binomio invencible: la fabada, que es la mejor que se puede comer estos días en Gran Canaria, y las deliciosas fabes con langostinos, de un profundo y logrado sabor. Cuando uno prueba una fabada de ese nivel, se percata rápidamente del talento de la cocinera, innato, para un plato en apariencia sencillo pero en la práctica complejo, pues el equilibrio y la elección de la mejor materia prima es fundamental. Y eso hay que aprovecharlo, aunque sea unos días al año, en Gran Canaria.

Tras el doble homenaje de cuchara, se podrá imaginar que no dejamos escapar el cachopo, tan crujiente y jugoso como debe ser este plato, que viene acompañado de unas papitas fritas. Mantiene el mismo nivel que las anteriores propuestas, y a estas alturas ya uno entona con entusiasmo el 'Asturias, patria querida' y lo que haga falta. Felicidad que compartimos con madre e hija, que tuvieron el detalle de salir a la mesa a saludar y preguntar sensaciones, aunque por la limpieza de los platos en su regreso a la cocina, ya sabían las respuestas de sobra. «¿Dejaron hueco para el postre?», cuestionó la cocinera. «De aquí no nos vamos sin el arroz con leche requemado», respondieron los comensales, con rima incluida, concluyendo así, un año más, otro magnífico viaje a la gastronomía asturiana sin salir de Gran Canaria.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios