Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este sábado 20 de abril
Patxi López bromea con Edmundo Bal tras la sesión de la Diputación Permantente. EFE
Tregua en el Congreso por Ucrania en mitad de la batalla por la investidura

Tregua en el Congreso por Ucrania en mitad de la batalla por la investidura

En una sesión con aroma a fin de curso, la Diputación Permanente convalida el decreto de ayudas por la crisis de la guerra sin ningún voto en contra y con la abstención de Vox

Miércoles, 26 de julio 2023, 14:10

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La Diputación Permanente del Congreso, el órgano que mantiene la actividad de la Cámara baja mientras se encuentra cerrado el periodo de sesiones, celebró este miércoles un pleno con aroma a fin de curso. Sin votos en contra y con la abstención de Vox se convalidó la prórroga del decreto de ayudas para paliar las consecuencias de la guerra en Ucrania. Pese a que la sesión se desarrolló con el habitual tono bronco que ha marcado la legislatura, entre fuertes críticas al Gobierno por utilizar un decreto ley con medidas sociales difíciles de rechazar para modificar leyes y transponer directivas, la unidad mostrada en la votación por los parlamentarios fue una balsa de aceite frente al bloqueo al que se aboca el país tras el resultado de las generales.

La convalidación del decreto extiende hasta final de año algunas de las medidas que caducaron el pasado 30 de junio, como las rebajas del IVA de los alimentos y las ayudas al transporte público y para la reconstrucción de la isla de La Palma.

También incluye la transposición de varias Directivas Europeas, introduce limitaciones a las VTC y prohibe el despido por costes energéticos. Asimismo, elimina algunas de las medidas establecidas en anteriores paquetes anticrisis. Como la posibilidad de prorrogar automáticamente seis meses el alquiler con las mismas condiciones que el contrato que estuviera en vigor hasta ese momento.

Un punto, este último, que supone una de las discrepancias de mayor alcance entre los dos partidos llamados a reeditar el Gobierno de coalición, siempre que Alberto Núñez Feijóo no logre finalmente ser investido ni se produzca una repetición electoral: PSOE y Sumar. Yolanda Díaz criticó la eliminación de la prórroga de los alquileres y la tildó de «un grave error», mientras que Pedro Sánchez, durante en el debate a tres celebrado en RTVE, le instó a tener «los pies en el suelo» en materia de vivienda.

Los socialistas fueron los diputados que con mayor euforia desembarcaron en la Diputación Permanente. La ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, se fundió en un abrazo con el titular de Presidencia,Félix Bolaños. En otro corrillo, el portavoz del grupo parlamentario,Patxi López, hacía gestos con la mano con la 'v' de victoria.

Despedidas

De forma más emotiva, y ya en el turno de fijación de posiciones, diputados como José María Mazón Ramos, del PRC; Pablo Echenique, de Unidas Podemos; o Inés Arrimadas, de Ciudadanos, aprovecharon sus intervenciones para despedirse del Congreso, tras no haber renovado el 23-J sus actas.

«Aquí se acaba mi viaje», dijo un emocionado Echenique, que solicitará su reincorporación en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, donde trabajaba antes de entrar en política (primero ligado a Ciudadanos, luego a Podemos). El portavoz de los morados reivindicó las leyes de la ministra de Igualdad, Irene Montero, que tampoco repetirá como diputada al ser excluida de las listas de Sumar, y se mostró orgulloso de haber dicho algunas «verdades» y de «hacer ruido».

«Es la única forma de que se escuche a los de abajo», apostillo, en un velado dardo a la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz que, posteriormente, refrendó Pablo Iglesias desde sus redes sociales. «Hay más dignidad y heroicidad en tus 40 kilos y en tus dedos frágiles manejando una silla que en todos los políticos cínicos y sonrientes que progresan y flotan como corchos porque se saben esconder durante los combates», zanjó.

Echenique también saldó cuentas con la Presidencia del Congreso y reprochó el hecho de no haber puesto en marcha durante la legislatura las medidas de accesibilidad que llevaba reclamando desde hace años y calificó la situación de «vergüenza».

Arrimadas fue más escueta en su despedida. «Representar a los españoles ha sido el mayor honor de mi vida», confesó, recabando el aplauso de parte de los presentes, incluido el de Bolaños, que acudió a la Cámara para defender el decreto.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios