Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este domingo 25 de febrero
El portavoz de Sumar, Ernest Urtasun, comparece este lunes en la sede la coalición en Madrid. EP
Sumar mueve ficha y encarga a Jaume Asens la tarea de negociar con Junts

Sumar mueve ficha y encarga a Jaume Asens la tarea de negociar con Junts

La coalición de izquierdas se adelanta al PSOE en las conversaciones con otras fuerzas mientras Belarra culpa a Díaz de los resultados del 23-J

Lunes, 24 de julio 2023, 12:50

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Sumar no ha esperado al PSOE y ya mueve ficha para tratar de acelerar la reedición del Gobierno de coalición. La plataforma que lidera Yolanda Díaz encargó este lunes a Jaume Asens, que en junio anunció su retirada de la política, la labor de negociar con Junts un eventual apoyo a la investidura de Pedro Sánchez, lo que evitaría una repetición electoral. El que fuera presidente del grupo parlamentario de Unidas Podemos durante la legislatura es una persona cercana a Carles Puigdemont –al que llegó a asesorar en su huida al extranjero en 2017– y, como explican fuentes del partido, su elección responde a «su conocimiento de la realidad política catalana, así como su buena relación con los espacios llamados a entenderse». También encabezará las conversaciones con Esquerra.

Y es que la lectura que Sumar hace de los resultados del 23-J es clara: «Solo hay una investidura posible y no es la encabezada por Feijóo y Vox». Los de Yolanda Díaz piden al PSOE no perder ni un minuto y empezar a trabajar «ya» en el que sería el acuerdo programático de un nuevo Ejecutivo con su correspondiente estructura ministerial. No se cierran, incluso, a ostentar carteras de mayor peso de las que han tenido en la legislatura (Trabajo, Igualdad, Consumo, Derechos Sociales y Universidades). El portavoz de la coalición de izquierdas, Ernest Urtasun, quiso dejar claro este lunes que los suyos están «preparados» y que mantendrán contactos a lo largo de esta semana con el conjunto de formaciones «para constituir una mayoría de progreso en este país lo antes posible».

El eurodiputado considera que los resultados de Sumar son «positivos», pese a que la coalición, con 31 escaños, pierde siete diputados respecto a los cosechados por Unidas Podemos y Más País el 10 de noviembre de 2019, cuando concurrieron a las generales por separado. Urtasun evita cualquier compareció con la anterior etapa del espacio político y defiende que su organización «se presentaba por primera vez a unas elecciones».

También insistió en la idea defendida durante la noche electoral por la propia Díaz, que aseguró que Sumar es un proyecto «a largo plazo» y que «ha venido para quedarse». «Afrontamos el próximo ciclo para configurar Sumar como una formación clave para los próximos años», zanjó.

Críticas de Podemos

Pero la paz que ha reinado en la coalición durante toda la campaña, impuesta por la necesidad de no aparentar ser un bloque fragmentado y por la disciplina interna de las quince organizaciones, amenaza con saltar por los aires este verano. Podemos no comparte la euforia mostrada por Díaz, Alberto Garzón (Izquierda Unida), Mónica García o Íñigo Errejón (Más País), que el domingo convirtieron la noche electoral en una fiesta.

Los morados mantendrán solo cinco escaños dentro del futuro grupo parlamentario de Sumar frente a los diez que tiene la plataforma de la líder gallega y ahora reivindican los sacrificios que, creen, han hecho en pos de la unidad. «Si hoy existe una posibilidad de reeditar el Gobierno de coalición es por la generosidad y responsabilidad de Podemos, a pesar de que se nos impuso un acuerdo que el resto de partidos no habría aceptado», señaló la secretaria general de los morados, Ione Belarra, en un vídeo grabado en la sede del partido y remitido posteriormente a los medios.

La dirigente navarra, que ha revalidado su puesto de diputada como número cinco en las planchas por Madrid, pero criticó abiertamente las exclusión de Irene Montero de las listas de Sumar y responsabilizó directamente a Díaz de la pérdida de poder del espacio político a nivel nacional. «La estrategia de invisibilizar al feminismo y renunciar a Podemos no ha funcionado electoralmente. Sumar se deja más de 700.000 votos y muchos escaños respecto al peor resultado de Unidas Podemos», defendió la ministra de Derechos Sociales en funciones.

Antes del 17 de agosto, el grupo parlamentario que formen los 31 diputados de Sumar deberá negociar cargos clave como la portavocía o los puestos que puedan obtener en la Mesa del Congreso. Entonces se comprobará hasta donde llegan las reclamaciones de un Podemos que mantuvo perfil bajo durante la campaña y el poder real con el que Díaz cuenta tras su primera cita con las urnas como candidata a la presidencia del Gobierno.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios