Borrar
El mundo, pendiente de Estados Unidos

El mundo, pendiente de Estados Unidos

Las potencias internacionales asisten entre incrédulas y expectantes al lento escrutinio de las elecciones presidencias estadounidenses

xabier ruiz

Miércoles, 4 de noviembre 2020, 17:56

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Ni Alfred Hitchcock hubiese imaginado para su mejor guión un desenlace con tanto suspense e incertidumbre como el que está ofreciendo el escrutinio de las elecciones presidenciales estadounidenses. Ni probablemente un actor protagonista como Donald Trump.

Ante esa puesta en escena tan hollywoodense, el mundo asiste entre incrédulo y expectante al lento recuento de los votos, mientras contiene la respiración ante la reacción del todavía presidente Trump. Los corresponsales de este periódico hacen un repaso a continuación de las reacciones que esta situación inédita está suscitando en Francia, la Unión Europea, Bélgica y China.

  1. Beatriz Juez

    Francia: «Gane quien gane, no tendra un gran imparto comercial para Europa»

«Gane quién gane las elecciones presidenciales de Estados Unidos, esto no tendrá un gran impacto comercial para Europa», ha dicho eesta mañana el ministro de Economía francés, Bruno Le Maire, en una entrevista con la emisora de radio francesa Radio Classique. «Estas elecciones no cambiarán gran cosa nuestros intereses comerciales. No hay que hacerse ilusiones: Estados Unidos no ha sido un socio amistoso de los europeos desde hace muchos años», recordó Le Maire. El responsable francés de la cartera de Economía cree que Europa es para Estados Unidos «una variable de ajuste. Debemos ser conscientes de ello».

El ministro francés considera que es hora de que «los europeos asuman sus responsabilidades». E instó a la Unión Europea a «continuar reforzando su soberanía económica, política y tecnológica para hacer frente a Estados Unidos y a China. Esto es lo que defendemos con el presidente de la República, Emmanuel Macron, desde 2017», recordó Le Maire. «Que los estadounidenses elijan a Donald Trump o a Joe Biden no cambia este hecho estratégico», opinó el ministro galo en una entrevista realizada antes de que el presidente saliente Trump reivindicara su prematura victoria en los comicios.

  1. Salvador Arroyo

    UE: «El amanecer más incierto»

«El amanecer más incierto». Con esta frase (acompañada de una imagen de Bruselas al alba), el responsable de Economía de la Comisión Europea, Paolo Gentiloni, ha dibujado a primera hora de la mañana de este miércoles la incertidumbre proyectada por las elecciones estadounidenses. La relación de la UE con la Administración de Donald Trump los últimos cuatro años ha estado (y está) plagada de tiranteces (pacto verde, guerra arancelaria, reproches por su implicación económica con la OTAN…) Pero apenas si han permeado en los mensajes oficiales.

En todas las valoraciones, eso sí, se ha ignorado su autoproclamación como presidente y la sombra de fraude que el mandatario arrojó sobre un proceso que aún continúa abierto. Y eso ya es sintómatico. Pero tampoco se ha ido mucho más allá. El Alto representante para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell aseguró que «mientras esperamos el resultado de las elecciones, la UE sigue dispuesta a seguir construyendo una sólida asociación transatlántica, basada en nuestros valores compartidos y en nuestra historia».

Eric Mamer, portavoz jefe de la presidenta del Ejecutivo comunitario, Ursula Von der Leyen, ha seguido el mismo hilo argumental en la comparecencia diaria ante los medios de comunicación. Pero con aparente mayor incomodidad. «Estamos esperando el recuento de votos y eso es lo que recomendamos a todos. Tenemos confianza en la tradición democrática, que es muy fuerte en los Estados Unidos», añadía. Incomodidad porque se le insistía en el desmarque llegado desde Eslovaquia. Su primer ministro Janez Jans (su afinidad, como la del húngaro Viktor Orban, con Trump es sobradamente conocida) le había felicitado expresamente a través de Twitter pese a que faltaban millones de votos por contabilizar: «Está bastante claro que los estadounidenses han elegido a Donald Trump», decía.

  1. Salvador Arroyo

    Bélgica: Cautela y silencio gubernamental

Bélgica (el país al que el inquilino de la Casa Blanca llegó a identificar como 'una bonita ciudad'), el Ejecutivo federal, como la gran mayoría de los socios europeos, se alineó con la neutralidad. Con su ministra de Exteriores, Sophie Wilmès, recién salida de la UCI por coronavirus, y aún convaleciente en casa, se impuso la cautela y el silencio gubernamental. Las opiniones fueron cosa de historiadores, analistas y editoriales de prensa. Y algunos muy duros.

El diario francófono 'Le Soir', por ejemplo, habló de un presidente-candidato que había «desacreditado a las instituciones» del país y de querer privar a los norteamericanos del «derecho más básico, el del voto». La cadena de televisión de información continua 'LN24' alertaba de que el «fantasma de largos días de incertidumbre y amargas batallas legales acecha a la principal potencia mundial, ya sacudida por importantes crisis sanitarias, económicas y sociales». Y desde la edición digital del diario flamenco De Tijd se subraya que «el escenario apocalíptico para la democracia estadounidense se hace realidad».

  1. Zigor Aldama

    China: «Gane quien gane, Estados Unidos seguirá tratando de hacernos la vida imposible»

A China siempre le interesa resaltar los aspectos más caóticos de la democracia para compararlos, a menudo de forma implícita, con la estabilidad que proporciona un sistema autoritario como el suyo. Sin duda, las elecciones presidenciales de Estados Unidos están facilitando ese trabajo. Aunque el Gobierno no se ha pronunciado de forma oficial y su presidente, Xi Jinping, no ha hecho alusión alguna a la superpotencia americana en el discurso que pronunció sobre la apertura económica del gigante asiático en la principal feria de importaciones, los medios de comunicación que controla directamente el Partido Comunista destacan la incertidumbre y la posibilidad de un estallido de violencia al otro lado del Océano Pacífico.

«La enraizada división de Estados Unidos choca con los valores democráticos», titula el 'Global Times' un artículo de opinión. «Violencia, armas. Estas son habitualmente formas para determinar el resultado de las elecciones en países subdesarrollados. Lo que sucede en Estados Unidos es algo que no podríamos haber imaginado en este 'faro de libertad'», se lee en un texto que resulta difícil determinar si es irónico o no.

La agencia oficial Xinhua se centra en las medidas para garantizar la seguridad postelectoral y solo se refiere a la reacción de China para destacar que se opone a la venta de armas americanas a Taiwán. Mientras, entre la población reina la indiferencia. «Gane quien gane, Estados Unidos seguirá tratando de hacernos la vida imposible», sentencia un joven de Shanghái.

  1. Juan Carlos Barrena

    Alemania: Desconcierto, asombro, irritación e incomprensión

Con asombro, irritación e incomprensión han reaccionado políticos y medios alemanes ante el anuncio del presidente Donald Trump de proclamarse ganador de los comicios cuando el escrutinio no ha finalizado. El desconcierto en Alemania es tal que el ministro federal de Exteriores, Heiko Maas, ha anulado su prevista intervención pública para valorar los comicios presidenciales en EE UU, probablemente por la total incertidumbre reinante. La titular alemana de Defensa y presidenta en funciones de la Unión Cristianodemócrata, Annegret Kramp-Karrenbauer, afirmó que «se trata de una situación muy explosiva» y calificó de «muy intranquilizador para nosotros» que Estados Unidos parezca abocada a una grave crisis constitucional.

Más concreto fue el primer ministro de Baviera y líder de la CSU, Markus Söder, quien subrayó que la Unión Europea debe presentarse unida ante Washington para ganar en peso. «Europa debe hacerse más fuerte, económica, tecnológica y también en política de seguridad para al final contar con una posición independiente y más a la misma altura que hasta ahora en su relación con Estados Unidos, da igual quien sea presidente», subrayó Söder. El primer ministro de Baviera, cuyo partido forma parte de la gran coalición de gobierno en Berlín, afirmó que «Europa debe ser básicamente consciente de que en las relaciones transatlánticas se ha producido un cambio».

Entre tanto, los medios de comunicación subrayan la actual incertidumbre por la falta de resultados definitivos en los comicios y la reacción del presidente estadounidense. Los titulares cambian además permanentemente ante el goteo de novedades. «Trump reclama la victoria, aunque no hay aún resultado final», titula en su edición digital el semanario 'Der Spiegel'. 'Die Zeit' destaca que «El coronavirus no resultó al final tan importante», mientras 'Die Welt' se pregunta «¿Puede Trump declararse ganador e interrumpir el recuento de votos?». «Solo ganar es fácil» es el titular con el que abre el 'Süddeutsche Zeitung' y el 'Frankfurter Allgemeine Zeitung' destaca que «Wisconsin se hace azul y Trump lo tiene cada vez más difícil».

  1. Darío Menor

    Italia: Salvini y su mascarilla de apoyo a Donald Trump

Las elecciones presidenciales en Estados Unidos abrieron los informativos radiofónicos y televisivos en Italia al tiempo que disputaban las portadas de los diarios a las noticias sobre las últimas restricciones aprobadas contra el coronavirus. «USA: batalla hasta el último voto», informó 'La Repubblica' en su primera página, mientras que 'Corriere della Sera' tituló «Trump aguanta, Estados clave en vilo». El periódico económico 'Il Sole 24 Ore' señaló «América decide, las Bolsas festejan».

Entre los políticos italianos, el que más se lanzó a hacer campaña por uno de los candidatos a las presidenciales estadounidenses fue el opositor Matteo Salvini, ferviente seguidor de Donald Trump. El líder de la Liga incluso se hizo fotografiar en varios actos con una mascarilla en la que estaba escrito un mensaje de apoyo al republicano y no tuvo empacho en publicar un mensaje en las redes sociales en el que aseguraba que estaba cerca la derrota de Biden.

  1. Mikel Ayestarán

    Los judíos de Estados Unidos con Biden, los judíos estadounidenses de Israel, con Trump

Israel afrontó la jornada electoral «con la certeza de que ganen republicanos o demócratas, nuestra seguridad y supremacía militar en la región están garantizadas», según declaró el ex ministro de Defensa, Naftali Bennet. Los medios locales reflejaron la diferencia en el sentido de voto entre los judíos que viven en Estados Unidos y los estadounidenses judíos con derecho a voto en Israel, unos 300.000.

Según los sondeos, Biden fue el presidente con más apoyo judío de los últimos veinte años con un 77% de los votos entre la comunidad en Estados Unidos. En Israel, sin embargo, el resultado fue justo el contrario y Trump logró una victoria holgada respecto a su oponente.

En Palestina esperan que se produzca el relevo en la Casa Blanca ya que consideran que los primeros cuatro años de Trump han acabado con el papel tradicional de mediador que Estados Unidos tenía en el conflicto.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios