Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este domingo 16 de junio
Burlas a Trump en Washington D.C. durante la noche electoral. AFP
Anécdotas electorales: los funcionarios eligen a Biden y los amish a Trump

Anécdotas electorales: los funcionarios eligen a Biden y los amish a Trump

Un repaso a las curiosidades que dejaron los comicios presidenciales en los 50 Estados

OLATZ HERNÁNDEZ

Jueves, 5 de noviembre 2020, 10:50

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La población estadounidense es muy heterogénea. Diferentes culturas, procedencias y religiones se mezclan y conviven a lo largo de los 50 Estados, que cubren una superficie de 9.824 millones de kilómetros cuadrados. Esa diversidad hace que cada cuatro años, las elecciones presidenciales dejen un reguero de anécdotas por todo el país. En Boise, por ejemplo, donde habitan 15.000 personas de origen vasco, ondean la ikurriña y beben kalimotxo, ganó Trump, aunque con menor contundencia que en otras ciudades gracias al voto demócrata de los vascos. Los funcionarios de Washington D.C. también se decantaron por Biden.

  1. Boise (Idaho)

    La comunidad de raíces vascas apoya a los demócratas

Boise es la capital y ciudad más poblada de Idaho con 200.000 habitantes. A pesar de encontrarse en el corazón de América, paseando por sus calles pueden verse ikurriñas, frontones donde se juega a pelota y peñas que animan al Athletic de Bilbao. A principios del siglo XX cientos de familias vascas acudieron atraídas por la fiebre del oro californiana y se asentaron como pastores de ovejas en Boise.

El 3 de noviembre, la mayor parte de la ciudadanía se decantó por Trump. No así los estadounidenses de raíces vascas, que votaron por Joe Biden. Con más del 98% de los votos escrutados, el candidato republicano se hizo con el 50,4% de las papeletas. El voto vasco hizo que la victoria del actual presidente fue más estrecha en Boise que en otros condados del Estado como Idaho Falls donde recibió un respaldo mayoritario, con el 70% de las papeletas.

  1. Condado de Lancaster (Pensilvania)

    Los republicanos vencen en territorio amish

El condado de Lancaster, en Pensilvania, votó por Trump, que recibió el 57,4% de los sufragios. Se da la particularidad de que este territorio es el hogar ancestral de los amish, comunidades de ascendencia suiza y alemana que viven ajenas al mundo en pequeñas comunidades agrícolas del siglo XVII. Suele decirse que los amish no votan, alejados como están de todas las tecnologías y dedicados a una vida sencilla de labranza y oración. Lancaster es una excepción, ya que su comunidad está muy integrada con su entorno. Allí, el 90% vota por los republicanos y solo el 1% a los demócratas, aunque Trump es un candidato peculiar, que no cuadra con sus valores.

  1. Washington D.C.

    Los funcionarios eligen a Biden

Washington D.C., como capital de la nación, concentra la mayoría de las sedes administrativas del país. Agencias gubernamentales como los departamentos de Justicia, Trabajo, Comercio, Salud, Transporte y Estado, la Comunidad de Inteligencia y el centro de vuelo espacial Goddard de la NASA. Eso hace que la mayoría de los habitantes de la urbe sean funcionarios del Estado, que gozan de grandes beneficios como una buena seguridad laboral, programas de cuidado infantil y flexibilidad de horarios. La ciudad, ubicada en el Distrito de Columbia, apoyó a Joe Biden de forma aplastante, con el 92,2% de los votos, mientras que Trump rascó un anecdótico 5,6%.

  1. Texas

    Texas casi da la sorpresa

Texas, tierra de la que George Bush hijo fue gobernador, es el bastión republicano por excelencia. Sin embargo, la gran migración de ciudadanos hispanos californianos a este Estado por poco ha dado la sorpresa. Trump tuvo que conformarse con una victoria estrecha, con un 52,2% de los votos, frente al 46,3% que logró su rival político. Los demócratas ganaron en las grandes ciudades de Austin, Houston y Dallas, en el sur del país y en El Paso, tristemente conocida por el tiroteo masivo de un supremacista blanco que acabó con la vida de 23 personas que en 2019, en su mayoría estadounidenses y mexicanas.

  1. Wisconsin

    Victoria por menos de un 1%

El sistema electoral americano, que otorga la totalidad de los votos electorales, al candidato más votado hace que todos los años se den situaciones extrañas como que Hillary Clinton recibiera más votos que Donald Trump en 2016, pero no ganara la presidencia. Estos comicios se decidirán en el Cinturón de Óxido (Michigan, Wisconsin y Pensilvania) y en uno de ellos, en Wisconsin, Biden ha ganado por menos de un 1% de los votos. Apenas 20.510 votos, que acercan al candidato demócrata al Despacho Oval.

  1. Tennessee

    60.000 votos para Kanye West

El rapero Kanye West fracasó estrepitosamente en su intento de conquistar la Casa Blanca. El músico, que se presentó como candidato independiente, ha logrado 60.000 papeletas -la mayoría de ellas en Tennessee-, después de haber invertido siete millones de euros en su campaña. «Por primera vez en mi vida voto por alguien en quien realmente confío… yo mismo», dijo West tras depositar su voto. Ha hecho gala de esa misma confianza al anunciar que volverá a presentarse a la carrera presidencial en 2024.

  1. Georgia

    QAnon llega al Congreso

Tras una 'Q' gigante en una manifestación republicana o de un mensaje en defensa de la infancia se esconden los seguidores de QAnon, una teoría de la conspiración que defiende que el mundo está gobernado por una élite que abusa de niños y bebe su sangre para lograr la inmortalidad. Lo que nació siendo una publicación en un foro de internet en 2017, ha crecido hasta convertirse en la teoría conspirativa más extendida de la extrema derecha americana y está a punto de entrar en la Cámara de Representantes de EE UU con la republicana Marjori Taylor Greene. La candidata de Georgia, abiertamente simpatizante de QAnon, fue elegida el 3 de noviembre. De ella Trump ha llegado a decir que es una «futura estrella republicana».

  1. Delaware

    La primera senadora trans

La noche electoral, además de la presidencia, se decide la composición del Congreso y del Senado. El control de la Cámara Alta adquiere especial relevancia, ya que sin su apoyo el poder del Despacho Oval queda limitado. En el Estado de Biden, Delaware, el escaño fue para Sarah McBride, de 30 años, que se convirtió en la primera senadora trans de la historia del país. No fue la única gran victoria para el colectivo LGBTQ. En Vermont, Taylor Small, fue la primera trans elegida para la Cámara de Representantes.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios