Borrar
El temor al contagio dispara el voto por correo en Cataluña

El temor al contagio dispara el voto por correo en Cataluña

Se han recibido 284.706 solicitudes, un 350% más de peticiones que en las elecciones autonómicas de 2017

Sábado, 6 de febrero 2021

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

En plena tercera ola de la pandemia, el temor al contagio por coronavirus ha disparado hasta cifras récord en Cataluña el voto por correo en las elecciones del próximo 14 de febrero. En total, 284.706 ciudadanos han solicitado ejercer el sufragio vía postal, una vez cerrado el plazo para tramitar esta modalidad de voto. La cifra, avanzada este sábado por la Consellería de Acció Exteriors, es un 350% superior a la registrada en los comicios autonómicos de 2017 cuando lo solicitaron 78.876 personas.

Los datos confirman la tendencia al alza que se había ido dibujando a lo largo del periodo para pedir el voto por correo, entre el 22 de diciembre y el 5 de febrero, según la Generalitat, que ha insistido durante este tiempo en fomentar el voto por correo por la crisis sanitaria actual. Aunque el número de pacientes ingresados por covid-19 en las UCI catalanas sigue descendiendo y los contagios bajaron ayer de los 3.000 al día, las cifras en esta comunidad, una de las más castigadas por la pandemia, siguen siendo muy malas. En las últimas 24 horas han fallecido 98 personas, dos más que el día anterior.

El Gobierno catalán se felicitó por la «buena acogida» que ha tenido esta opción de voto entre la población, que permitirá reducir la presencialidad en los colegios electorales el próximo domingo. Una cifra, remarcaron también, mucho más elevada que la de los comicios de 2015, donde las solicitudes para ejercer el sufragio vía postal ascendieron a 107.421 frente a las 63.142 peticiones de 2012 y las 45.000 demandas del año 2010.

De las 284.706 personas que han solicitado el voto por correo para el 14-F, más de 80.000 lo han hecho de manera telemática, una cifra que representa un 30% del total. Estas elecciones autonómicas serán las primeras en las que se podrá votar sin salir de casa, mediante un certificado digital reconocido oficialmente, sin acudir a la oficina de Correos.

Además de estas cifras hay que añadir que casi la mitad de los solicitantes de esta modalidad de voto –133.148 personas–, ya han enviado su sugrafio a la mesa electoral correspondiente. Este número también es «muy superior», según la Generalitat, a los votos emitidos en el mismo periodo electoral de 2017, cuando ya habían votado 56.866 personas. Para emitir el voto por correo hay de plazo hasta el 12 de febrero, el último día de la campaña electoral.

Los datos confirman la tendencia al alza que se había ido dibujando a lo largo del periodo para pedir el voto por correo, entre el 22 de diciembre y el 5 de febrero, según la Generalitat, que ha insistido en fomentar el voto por correo por la crisis sanitaria actual. Aunque el número de pacientes ingresados por covid en las UCI de Cataluña sigue descendiendo y los contagios bajaron ayer de los 3.000 al día, las cifras en esta comunidad, una de las más castigadas por la pandemia, siguen siendo muy malas, y en las últimas 24 horas han fallecido 98 personas.

El Gobierno catalán remarcó la «buena acogida» que ha tenido esta opción de voto entre la población», que permitirá reducir la presencialidad en los colegios electorales el 14-F. Una cifra mucho más elevada también que las de los comicios de 2015, donde las solicitudes para ejercer el sufragio postal ascendieron a 107.421 frente a las 63.142 peticiones de 2012 y las 45.000 del año 2010.

De las más de 280.000 personas que han solicitado el voto por correo para el 14-F, más de 80.000 lo han hecho de manera telemática, una cifra que representa un 30% del total. Las elecciones de este año son las primeras en las que se podrá votar sin salir de casa, mediante un certificado digital reconocido oficialmente y sin acudir a la oficina de Correos.

Psicosis

El miedo de muchos ciudadanos a acercarse a los colegios electorales no solo se refleja en el aumento de solicitudes de voto por correo, también en el número de alegaciones para no ejercer de miembros de mesa. De acuerdo con los últimos datos obtenidos por las juntas municipales, 20.579 personas han pedido ser eximidas de ese deber, el 25% del total que han sido convocadas –82.251– para el 14-F. En su mayoría lo han hecho alegando cuestiones médicas.

Ante el alud de recursos, la Junta Electoral de Barcelona resolvió el pasado viernes que, si es necesario, los suplentes de mesas ya constituidas serán reasignados a otros colegios para cubrir bajas. El órgano electoral pretende evitar así que los colectivos de riesgo sean expuestos como titulares si acuden a votar a primera hora

El teniente de alcalde de Seguridad de Barcelona, Albert Batlle, quiso enviar ayer un mensaje de tranquilidad en torno a la «psicosis» generada y aseguró que «los colegios electorales se han multiplicado respecto de otras elecciones, por lo que habrá más mesas». Subrayó también la importancia de la cita electoral del próximo domingo con las urnas, que «no trata sobre la independencia, sino sobre la reconstrucción del país».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios