Los independentistas se comprometen por escrito a no pactar con el PSC

JxCat, ERC, PDeCAT, CUP y Primarias suscriben un manifiesto promovido por exdirgentes de la Asamblea Nacional Catalana

CRISTIAN REINO Barcelona

Movimiento importante del secesionismo a cuatro días de las elecciones catalanas. Cinco de los partidos independentistas que concurren a los comicios autonómicos del 14 de febrero han suscrito un manifiesto en el que se comprometen por escrito a no pactar con el PSC pase lo que pase el domingo. El documento ha sido firmado por Esquerra, JxCat, la CUP, PDeCAT y la formación Primarias y está impulsado por un colectivo llamado Catalanes por la independencia, integrado por exmiembros de la ANC críticos con la actual dirección.

El manifiesto, rubricado de su puño y letra por Laura Borràs, Sergi Sabrià, Dolors Sabater, Àngels Chacon y Laura Ormella, adquiere el compromiso de que «sea cual sea la correlación de fuerzas surgida de las urnas, en ningún caso se pactará la formación de Govern con el PSC». La iniciativa, según apunta el colectivo en las redes sociales, trata de que «todas las acciones que ayuden a visualizar la utilidad de llenar las urnas de votos independentistas y cerrar el paso al gobierno al PSC pueden estimular al electorado a la participación«.

La política de vetos ha sido una de las constantes de la campaña. Pero en el caso de un posible pacto entre socialistas y republicanos, junto con los comunes, JxCat, PP y Ciudadanos llevan mese s advirtiendo con la llegada de un nuevo tripartito, aunque tanto ERC como PSC lo han negado por activa y por pasiva, mientras los comunes son los únicos que apuestan por esta fórmula.

El manifiesto deja este compromiso por escrito. Sin ir más lejos, el presidente de ERC, Oriol Junqueras, ha insistido este miércoles en una entrevista en Europa Press en que el pacto es inviable con el PSC, porque ambas formaciones son «totalmente incompatibles». « No hay dos partidos más antagónicos en Cataluña», ha dicho. «Nosotros defendemos el proyecto de una república y ellos representan la defensa de una monarquía corrupta y decadente«, ha rematado. »PSC y ERC son absolutamente incompatibles para gobernar Cataluña actualmente«, ha reiterado Pere Aragonès.

Las declaraciones de los socialistas suelen ir en la misma dirección de afirmar que un acuerdo de Govern para sentar en el mismo consejo de gobierno a republicanos y socialistas es «imposible». La promesa que Illa está lanzando en campaña es que ni habrá tripartito de izquierdas ni proceso independentista. En un acto telemático sobre feminismo en el que también ha intervenido el presidente del Gobierno, ha llamado a la participación del votante constitucionalista, que quizá está menos movilizado, y ha advertido de que el proyecto de los independentistas es «prorrogar un contrato que divide», reeditar la «alianza entre Junts y ERC, de la frustración, de la resignación, de la división». «Una alianza con una letra pequeña que ya conocemos: la independencia no nos la creemos ni nosotros mismos», ha dicho.

El documento suscrito apunta que las fuerzas secesionistas trabajan para reeditar un nuevo Govern de base independentista, como el que ha gobernado en Cataluña en los últimos nueve años. Pero está por ver el resultado del domingo. De momento, el manifiesto firmado recuerda al de otros cordones sanitarios del pasado, como cuando Artur Mas, en el año 2006 se comprometió ante notario que no pactaría con el PP, aunque luego con los años sí lo hizo entre 2010 y 2012, o el Pacto del Tinell, del tripartito de 2003, formado por PSC, ERC e Iniciativa, que obligaba a no suscribir acuerdos con los populares.

Las palabras se las lleva el viento, pues el propio documento suscrito por los partidos independentistas señala en su preámbulo que para las elecciones de 2017, las formaciones se comprometieron a restituir el anterior gobierno destituido por el 155 y a hacer efectiva la república y ninguna de las dos promesas se cumplió. «Tres años después, constatamos que los partidos no han sido capaces de tejer una estrategia conjunta», critica esta entidad, hasta ahora desconocida y que ha irrumpido en plena campaña. Según el manifiesto, las elecciones del domingo deben servir para «conseguir la fuerza necesaria para hacer efectiva la república». «Hay que seguir avanzando hacia la independencia y buscar la credibilidad de nuestros políticos ante el pueblo», remata.

El manifiesto llega un día después de que la ANC hiciera público un documento que levantó una polvareda entre las filas independentistas, pues no pidió el voto expresamente para JxCat, pero sí dijo que su programa es el que más se ajusta a su ideario y el que adquiere un compromiso más claro con seguir con el 'procés' y la vía unilateral.