Borrar
Aragonès comparece en el Parlament para explicar la remodelación del Govern EP
El frente independentista propuesto por Aragonès a Junts hace aguas

El frente independentista propuesto por Aragonès a Junts hace aguas

Los de Puigdemont atacan al presidente de la Generalitat por los pactos locales de ERC con el PSC y le acusan de ser un dirigente «tutelado»

Cristian Reino

Barcelona

Miércoles, 14 de junio 2023, 15:12

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Las relaciones entre ERC y Junts se han tensado en las últimas horas, a cuenta de los pactos locales en ayuntamientos y diputaciones, hasta el punto que el frente independentista que propuso el presidente de la Generalitat a Junts corre el riesgo de saltar por los aires. Los junteros han insinuado que el dirigente republicano debería convocar elecciones, pues creen que el Govern es débil y va a la deriva.

Aragonès, tras el fiasco de ERC en las elecciones municipales, trasladó a los de Puigdemont la necesidad de recoser la unidad secesionista. Pero fue una unidad de mínimos, ya que descartó la entrada de los junteros en el Govern, después de su salida en octubre, y Esquerra rechazó la lista unitaria para el Congreso y el Senado que plantearon los de Laura Borràs. La unidad se limitó a los pactos locales. Y en este ámbito, tampoco está primando la cohesión entre ambos partidos. Junts ha montado en cólera tras quedarse fuera del gobierno de las diputaciones de Tarragona y Lleida: ERC se ha asegurado la presidencia en ambas, al pactar con el PSC. Días atrás, los dos partidos celebraron una reunión de sus ejecutivas en Ginebra. Ambos se han acusado de no respetar lo acordado.

Esta tensión se ha trasladado al Parlament, en la comparecencia de Pere Aragonès para dar cuenta de los cambios de gobierno y en la sesión de control al Govern. Junts ha acusado al presidente de la Generalitat de ser un dirigente «tutelado» por su partido. Los de Puigdemont han hurgado en la herida interna, aireando una supuesta división entre Aragonès y Junqueras. Y le han instado a hacer una reflexión sobre si vale la pena «aguantar esta agonía». «Ustedes no son de fiar. Pida a su partido que rectifique», ha afirmado el portavoz juntero, Albert Batet. «Teníamos mayoría independentista en las diputaciones de Lleida y Tarragona. ¿Es esta su forma de rehacer la unidad», le ha reprochado.

En la Diputación de Girona sí ha habido pacto entre los independentistas, que votaron a la una en la investidura de la nueva presidenta del Parlament, Anna Erra, y todo apunta a que Ernest Maragall (ERC) no impedirá la elección de Xavier Trias como alcalde de Barcelona. Aragonès ha replicado recordando que Junts facilitó la presidencia del PSC en la Diputación de Barcelona. «No nos tiremos los trastos a la cabeza», ha señalado.

El presidente de la Generalitat ha reiterado su oferta de frente democrático ante lo que se viene en los próximos meses si gana la derecha en las generales. Aragonès, en su comparecencia, ha situado el Govern como el «primer bastión» contra la derecha. «Toca defender Cataluña», se ha conjurado. «No sé en su casa su partido cómo funciona, pero no intente proyectar las divisiones sobre el mío. En mi partido, cuento con el apoyo y el aval de todos y cada uno de sus militantes y dirigentes. Las decisiones de Gobierno las tomo yo y siempre tengo apoyo y cariño de mi partido», ha rematado. Desde el PSC, Salvador Illa ve al Govern débil y desorientado.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios