EP

Vueling suspende 54 vuelos por una huelga

Entre los aeropuertos donde han decretado servicios mínimos están el de Gran Canaria, Lanzarote y Tenerife Norte

EUROPA PRESS Madrid

La aerolínea Vueling, propiedad de grupo IAG, cancelará este martes 1 de noviembre un total de 54 vuelos para reducir el impacto de la huelga convocada por Stavla, el sindicato mayoritario entre los tripulantes de cabina de Vueling.

La compañía prevé operar alrededor del 90% de los vuelos durante el paro convocado este primer día de huelga. Así de los 520 vuelos previstos, se operaran un total de 466 vuelos con total normalidad. La puntualidad en estos momentos se sitúa en el 94%, según confirmaron a Europa Press fuentes de la compañía.

En el aeropuerto de Barcelona, el 84% de los vuelos programados por Vueling operarán este lunes con normalidad, 131 de los 156 programados. En el resto de España el 92% de los vuelos programados operarán con normalidad, 173 de los 189 programados. A nivel internacional un 93% de los vuelos operarán normalmente, 162 de los 175 programados.

Todos los clientes afectados por dichas cancelaciones han sido avisados con antelación y se ha puesto a su disposición diferentes alternativas con el objetivo de minimizar el impacto en sus viajes. La compañía asegura que se las ha dado la opción de tomar otro vuelo, otro medio de transporte alternativo o un reembolso de su billete. Según han confirmado a Europa Press, actualmente el 90% de los pasajeros afectados han encontrado una solución satisfactoria.

Los clientes podrán consultar el estado de su vuelo en la web www.vuelingnews.com y acceder a su reserva para obtener la información de su nuevo vuelo y/o gestionar las alternativas disponibles: transporte alternativo a su destino final lo más rápidamente posible, cambio a otro vuelo a su destino final en una fecha posterior, según la disponibilidad de asientos, o el reembolso del billete.

La compañía apela a la responsabilidad del sindicato Stavlapara que desconvoque los paros y apueste por el diálogo frente a la confrontación social.

Incremento salarial del 13,4%

El motivo que ha llevado a convocar paros a estos trabajadores de a la aerolínea es la solicitud de un aumento de un 13,4% de salarios este año de forma que puedan paliar el incremento de los precios.

La huelga se prolongará durante todos los viernes, domingos y lunes comprendidos entre este 1 de noviembre y el 31 de enero de 2023, así como los festivos y los días 24 y 31 de diciembre y 5 de enero.

«El colectivo de tripulantes de cabina de pasajeros no puede continuar inmerso en la situación de precariedad salarial en la que se encuentra mientras la empresa alarga en el tiempo la negociación del convenio colectivo», ha añadido el sindicato.

La compañía ha defendido que «no es el momento» de dividirse sino de sumar esfuerzos para construir el futuro de la aerolínea. Consideran que los incrementos salariales reclamados por Stavla son «inviables» porque supondrían la pérdida de la competitividad de Vueling y podrían implicar una reducción del tamaño de la compañía y una necesaria reorganización.

La compañía ha recordado que ya acordaron incrementar tanto los conceptos fijos como variables del colectivo de tripulantes de cabina en un 6,5% con efectividad 1 de enero de 2021; con el consiguiente abono de los atrasos correspondientes desde enero del 2021.

La aerolínea considera que en la actual situación es necesario cerrar convenios colectivos sostenibles (desde el mes de abril de este año se está negociando el IV Convenio Colectivo de tripulantes de cabina).

Recuerda que durante los dos últimos años el sector de la aviación se ha enfrentado a la mayor crisis de su historia y ha llevado a la compañía a unas pérdidas acumuladas de más de 1.000 millones y una deuda adicional de 260 millones de euros.

«A estos factores, pese a la fuerte recuperación de la demanda de este verano, hay que añadir un contexto macroeconómico muy difícil, en particular por el precio del carburante, la alta inflación y una posible recesión económica», ha añadido.

Servicios mínimos

Ante las posibles afectaciones, el Gobierno ha decretado unos servicios mínimos de hasta el 80%, entre otros porcentajes menores, que deberán aplicarse a los servicios aéreos de transporte, expresados en número de frecuencias diarias por cada ruta.

Los aeropuertos para los que se han decretado son los que tengan origen o destino en Alicante, Barcelona, Bilbao, Gran Canaria, Palma de Mallorca, Málaga, Santiago de Compostela, Lanzarote, Sevilla, Tenerife Norte y Valencia.

El Gobierno ha explicado que estos servicios esenciales «tienen como objetivo compatibilizar el interés general de los ciudadanos y en particular sus necesidades de movilidad, con el derecho de huelga de este colectivo de trabajadores».

En concreto, las rutas domésticas hacia o desde territorios no peninsulares tienen unos servicios mínimos de entre el 57% y el 80% dependiendo del aeropuerto y el periodo en el que se da la huelga -noviembre, diciembre, Navidad o enero-.

Los servicios entre ciudades españolas peninsulares cuando el medio alternativo de transporte público disponible implique un tiempo de desplazamiento igual o superior a 5 horas, o entre ciudades españolas peninsulares y ciudades extranjeras, tienen unos servicios mínimos de entre el 34% y el 59%.

Por último, en las rutas entre ciudades españolas cuando el medio alternativo de transporte público disponible implique un tiempo de desplazamiento inferior a 5 horas -que afecta solo a los aeropuertos de Barcelona y Valencia-, son de entre el 22% y el 32%.