Sánchez visita este lunes el centro de I+D+i de Renault en Valladolid. / efe

Volkswagen se lleva el 45% de los fondos del Perte del vehículo eléctrico

El Gobierno duplica la ayuda a la compañía que había mostrado sus dudas con la fábrica de baterías en Sagunto y deja fuera a la gigafactoría de Extremadura

Clara Alba
CLARA ALBA Madrid

El Gobierno ya ha decidido el destino de los primeros 877,2 millones de euros para el Perte del vehículo eléctrico y conectado, sobre un presupuesto total de 2.975 millones de euros. Un reparto que el Ejecutivo se ha visto obligado a acelerar después de que el Grupo Volkswagen mostrase la pasada semana sus dudas en torno a la puesta en marcha de su proyecto estrella para una fábrica de baterías en Sagunto (Valencia).

El pulso lanzado al Ministerio de Industria por parte de la compañía parece haber dado sus frutos y, finalmente, la propuesta conjunta con Seat y otras 60 empresas -el denominado 'Future: Fast Forward'- copará 397,37 millones de euros, un 45% de esta primera tanda de fondos europeos para el desarrollo del Perte. La cifra duplica, además, los 167 millones de euros que en un principio se habían asignado.

El aumento de las ayudas no implica, no obstante, tener asegurada la inversión con la que el consorcio prevé movilizar hasta 10.000 millones de euros en la electrificación de la industria española, incluidos los 3.000 millones que se dedicarían al proyecto valenciano. De momento, solo se comprometen a analizar los efectos de la resolución «en todos los proyectos con el propósito de encontrar las soluciones adecuadas para poder ejecutar el máximo volumen posible de los proyectos previstos». Entre ellos, también destacan la electrificación de las plantas de Martorell (Cataluña) y Landaben (Navarra).

En total, se han concedido ayudas a 10 iniciativas de las 12 presentadas en un principio (13 si se tiene en cuenta la que Ford retiró a finales de agosto al no poder cumplir con los plazos establecidos). Una de las grandes sorpresas ha sido la decisión de dejar fuera los consorcios liderados por Rieju y Global Gabes consorcio encabezado por Envisión vinculado a la gigafactoría de baterías de Navalmoral de la Mata en Extremadura, «por no cumplir los requisitos exigidos en la convocatoria», según el Ministerio que dirige Reyes Maroto.

El golpe para la comunidad puede ser notable. Según comunicó la propia Envisión a mediados de julio -tras la firma de un protocolo de colaboración con el Gobierno- su intención era acometer una inversión de 2.500 millones de euros y la creación de 3.000 empleos directos en la gigafactoría. Pero con el apoyo de esta primera tanda de los fondos Next Generation que ahora no llegará.

No obstante, la propia compañía ha dejado claro en un comunicado que pretende seguir adelante con el proyecto. Y el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, también aseguró que ya se ha explorado otro tipo de financiación, como incentivos regionales y otro tipo de fondos europeos gestionados por su administración.

Reparto de las ayudas

La compañía también podría acceder a la segunda parte de las ayudas que el Gobierno prevé desembolsar para un Perte que, de momento, solo ha adjudicado un 30% de los 2.975 millones de euros contemplados en total.

Después de Volkswagen, por volumen de incentivos, se sitúa Mercedes-Benz, que recibirá 170,4 millones de euros, seguido del proyecto Hub-dCO2 con 107,8 millones de euros y Tesis, liderado por Opel, que contará con ayudas por 52,2 millones.

Además, el Gobierno repartirá 40,06 millones de euros a la iniciativa de Renault de crear un ecosistema industrial de innovación para la producción de vehículos eléctricos y conectados en España, al tiempo que el proyecto liderado por SAPA obtendrá 32,86 millones.

La iniciativa encabezada por Faurecia tendrá ayudas por 28,2 millones, la que lidera Irizar contará con 24,18 millones, y la de Fagor tendrá 8,78 millones de incentivos.

La principal novedad de este listado definitivo de las ayudas del Perte VEC es la incorporación de la propuesta ARIES, liderada por Stellantis, para la factoría de Vigo, con una subvención de 15,19 millones de euros.