La demanda de vivienda en España. 2019

El 51% de los canarios no encuentra una casa que puedan pagar

25/06/2019

Las previsiones para 2019 apuntan a una estabilización del sector inmobiliario en cuanto a precios y demanda. El incremento del coste residencial ha comenzado a influir en las transacciones inmobiliarias, convirtiendo el aspecto económico en uno de los principales retos a la hora de buscar vivienda.

ETIQUETAS:

Así lo demuestra el V Estudio Casaktua La demanda de vivienda en España. 2019, ¿el año de la estabilización del sector?, que refleja que los canarios que tienen previsto mudarse a corto o medio plazo no encuentran nada que puedan asumir económicamente (51%) o que se adapte a sus necesidades (46%).

El ahorro medio para la compra de vivienda en esta región es de 87.110 €

Según el informe, a nivel nacional existen las mismas barreras. Los españoles que buscan nuevo inmueble no localizan la vivienda que necesitan (46%) o que sean capaces de pagar (44%). De hecho, este último hándicap ha aumentado 8 puntos en el último año y está especialmente presente en el caso del alquiler: el 58% de los que se trasladan a régimen de arrendamiento reconoce que este está siendo uno de los principales desafíos, frente al 37% de los que optan por comprar.

Este argumento también es utilizado por aquellos canarios que no están en búsqueda de un inmueble y que, tal y como reconocen, no están a gusto con su vivienda actual. El 57% (47% nacional) afirma que no se cambia de residencia por una cuestión económica.

De cara al futuro, el 87% del total de los encuestados en las Islas Canarias cree que el coste del alquiler y de la compra (88%) seguirá incrementándose. Unos porcentajes similares a la opinión general en España (88% en ambos casos).

Desciende la intención de mudarse

El 23% de los canarios tiene intención de cambiar de inmueble próximamente: el 11% busca una vivienda en propiedad y el 12% en alquiler. Estas cifras suponen un descenso de 21 puntos con respecto a 2018, cuando el deseo de trasladarse era del 44% (20% compra y 24% alquiler).

En el caso de España, la pretensión de cambiarse de vivienda es del 22%: el 15% opta por la adquisición y el 7% por el arrendamiento. Es decir, 15 puntos menos que el año pasado (37%: 24% compra y 13% alquiler).

Según las encuestas, el 62% de los canarios cree que la vivienda es la mejor herencia que puede dejarse a los hijos

Las conclusiones del estudio muestran que el precio del inmueble es el factor más determinante en Canarias a la hora de comprar. El 59% (72% nacional) reconoce que es lo que más influye en el proceso de decisión, seguido de su situación laboral (41%). En España, el segundo elemento que más influye, sin embargo, es la cuota hipotecaria estimada que se deberá pagar (39%).

Por su parte, el 63% de los canarios que se va de alquiler reconoce que en realidad preferiría comprar (58% en el caso de los encuestados nacionales), pero no lo hace porque sus circunstancias económicas no se lo permiten. Y es que, ahora mismo, el 54% opina que vivir en alquiler es tirar el dinero y que una vivienda en propiedad es la mejor herencia que se puede dejar a los hijos (62%). Estas opiniones se corresponden en el total de España con un 57% y un 63%, respectivamente.

Cargando reproductor ...
El ahorro y el presupuesto desciende, el alquiler sube

A medida que la economía, las expectativas de empleo y el salario se han ido recuperando en los últimos años, la tasa de ahorro de las familias ha ido descendiendo (INE y Banco de España). Un aspecto que también ha afectado al acceso a una vivienda en propiedad. Tal y como reflejan los resultados, el ahorro medio de los españoles para la compra es de 58.630€, lo que supone un descenso del 20% con respecto al año pasado: 72.917€.

El presupuesto medio de los futuros propietarios es de 168.422€ (171.815€ en 2018). Teniendo en cuenta esta cantidad y que los expertos recomiendan contar con el 30% del valor (el 20% financiado por la entidad financiera, más el 10% de gastos), el ahorro debería de ser de 50.000€ como mínimo. Una cantidad que, según el informe realizado por el portal inmobiliario, no cumple el 67% de los encuestados (incluyendo a los que no tienen ningún ahorro). Destaca que el 47% de los futuros propietarios dispone de menos de 30.000 €.

El coste promedio que están pagando actualmente los canarios en alquiler es de 688€ y el de hipoteca de 454€

En España, los inquilinos pagan 535€/mes, un 14% más que en 2018. Un incremento similar al de la cuota hipotecaria, que ha pasado de los 442€/mes a los 505€/mes. Estas cantidades confirman que el alquiler continúa siendo un 6% más caro que la propiedad. Un desfase que, previsiblemente, aumentará. Según reconoce el 8% de los inquilinos, su casero les subirá en breve una media de 75€ al mes. El 13% ya ha experimentado este incremento. En concreto, unos 53€ de media.

Si comparamos las regiones españolas con mayor población, el gasto destinado a la hipoteca es más elevado en Comunidad de Madrid (560€) y Cataluña (559€). Con respecto al alquiler, Comunidad de Madrid (647€), Cataluña (633 €) y Andalucía (539€) serían las más costosas. Andalucía Castilla y León Castilla - La Mancha Cataluña C. Valenciana Galicia C. de Madrid P. Vasco Hipoteca 472€ 442 € 422 € 559€ 516 € 367€ 560 € 507€ Alquiler 539€ 433€ 386€ 633€ 438€ 471€ 647€ 497€

Las mejores opciones de inversión

Para los encuestados nacionales, la mejor opción a la hora de invertir en vivienda es adquirir un inmueble para alquilarlo a largo plazo (31%), la compra de una vivienda para vender una vez reformada (17%) y el arrendamiento vacacional (14%).

Si tuviesen que elegir la inversión en inmuebles de tipo terciario, las primeras opciones son los garajes (57%), los locales comerciales (36%), los locales convertibles en vivienda (21%) y los terrenos (21%). Le siguen las oficinas (20%) y los trasteros (18%).

Los canarios, se inclinan, por un lado, por el alquiler turístico (29%), alquiler tradicional (26%) y la compra para reformar y después vender (16%). Y, por otro, por la inversión en garajes (56%), locales comerciales (38%) y terrenos (23%).

Perfil del comprador e inquilino

El futuro comprador de vivienda en España es un hombre de 35 a 44 años, con pareja sentimental y dos hijos como máximo y con unos ingresos netos familiares de más de 1.800€/mes. Por el contrario, el perfil de los que van a mudarse a un inmueble de alquiler es mujer de 25 a 34 años, de familia tradicional o con pareja y sin hijos, y con un salario familiar de hasta 1.800€.

Ante la pregunta de con quién piensan compartir su futura propiedad, el 26% reconoce que tiene intención de mudarse en solitario (el 30% en 2018). El resto (74%), compartirá costes: con su pareja (87%), con familiares (4%), con amigos (2%), con estudiantes 1% o con otros (6%).

El inmueble que buscan es de 3 dormitorios en su mayoría (47%) y de entre 60 y 100 m2 (60%). El piso sigue siendo lo más demandado (52%). Le sigue el chalé (17%) y el adosado (10%).

Se percibe un mayor desinterés por los inmuebles de obra nueva. Mientras que la vivienda de segunda mano se mantiene similar (24% en 2019 y 23% en 2018), la vivienda a estrenar deja de ser la opción del 21% y pasa a ser elegida por un 15%. El 61% responden que les es indiferente.

En cuanto a las razones para mudarse, tener más espacio o más habitaciones (29%), cambiarse a una vivienda con más extras (26%), irse a una mejor zona (21%), contar con una vivienda más moderna (15%), aumentar la familia con niños (13%) y mudarse a una vivienda más económica (12%) son las causas principales.