Un fallo, con cariz político y diplomático

Europa valida el convenio con Marruecos pero excluye las aguas próximas al Sáhara.

1. Impacto mínimo para Marruecos. Europa evita un conflicto

El fallo a medias del TJUE evita por ahora una crisis diplomática con Marruecos, que minimizó este martes la gravedad del impacto de la sentencia. De hecho, aseguró que el fallo no refuta su capacidad para cerrar un nuevo acuerdo de pesca -que ya se está negociando- «incluso en las aguas del sur»-, en referencia a las saharauis. Por ahora, europeos y marroquíes han expresado su voluntad de «preservar su cooperación» y «negociar los instrumentos necesarios» para renovar el convenio, según una declaración conjunta de ayer.

2. Logro para el frente polisario. Urge a aplicar ya el fallo

La sentencia del tribunal europeo es considerado un logro por las organizaciones que defienden la autodeterminación del pueblo saharuí, ya que desvincula sus aguas del control del estado marroquí. El Frente Polisario pidió ayer a los Estados miembros que cumplan «inmediatamente» con la sentencia. «Celebro la sentencia de hoy. De nuevo, la legislación de la UE está firmemente del lado del pueblo saharaui. La sentencia deja claro (...) que el acuerdo de pesca entre la UE y Marruecos no puede aplicarse al Sáhara Occidental», indicó.

El Gobierno de España, cauto. Analiza en profundidad el fallo.

En Madrid, el Gobierno de Mariano Rajoy optó por la cautela. Los técnicos analizan desde este martes las implicaciones de la sentencia. El jueves habrá una reunión con el sector para ver las opciones que hay. «La sentencia es, a juicio de este ministerio, inicialmente positiva; sin embargo, la salvedad aplicada a las aguas adyacentes al Sahara Occidental hace necesario un análisis más pausado», dijeron fuentes ministeriales. Para el secretario general de la Confederación Española de Pesca (Cepesca), Javier Garat, el fallo genera incertidumbre.