90% menos de pasajeros

El número de viajeros de los trenes AVE y Larga Distancia, de aviones peninsulares y autobuses interurbanos, esto es, para desplazarse entre distintas ciudades en el interior del país, se han desplomado hasta un 90% desde que el Gobierno decretó el estado de alarma y restringió los movimientos de los ciudadanos.

Restricciones.

Así lo indicó la secretaria general de Transportes, María José Rallo, quien concretó que en el caso de los trenes AVE y Larga Distancia de Renfe circulan con una ocupación «inferior» al 10%, esto es, con más de un 90% de viajeros habituales de una jornada normal. Los autobuses de línea, por su parte, han experimentado un descenso medio de viajeros del 83% y los aviones que conectan destinos en la Península, de más del 60%. La caída responde a las medidas implementadas en el decreto de declaración del estado de alarma para restringir el movimiento y los viajes de los ciudadanos salvo por determinadas causas de fuerza mayor.