Borrar
El doctor en Turismo apoya la idea de aplicar una tasa turística a los no residentes. Arcadio Suárez

Dae-Young Kim. Doctor en Turismo por la Universidad de Missouri

«Una tasa turística potenciará otros servicios y no influirá en las llegadas»

VI Congreso Internacional de Turismo ·

El especialista analiza la situación turística de las islas y cómo se puede diversificar el modelo para evitar la masificación y repartir la riqueza

Javier Sheng Pang Blanco

Las Palmas de Gran Canaria

Martes, 11 de junio 2024, 22:52

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El doctor Dae-Young Kim, de la Universidad de Missouri será la principal figura del VI Congreso Internacional de Turismo (Gran Canaria SSTD 2024), cuya sesión de apertura se celebra hoy 12 de junio en el Centro de Convenciones Expomeloneras bajo el patrocinio de Turismo de Gran Canaria y Turismo LPA y organización del Instituto Universitario de Turismo y Desarrollo Económico Sostenible (TIDES) de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC).

– ¿Existe en Canarias una masificación turística?

– Creo que en el caso de las islas , hay destinos turísticos muy populares en los que hay demasiada gente y sí existe un sobreturismo pero también hay muchos lugares, digamos desconocidos en los que apenas hay gente y el turismo no es problema. La cuestión es que la masificación ocurre en lugares específicos y hay que buscar un equilibrio y repartir mejor a los turistas para evitar seguir congestionando puntos como los sures de las islas o capitales como Las Palmas de Gran Canaria.

– ¿Está al tanto de las manifestaciones en contra del modelo turístico? ¿Diría que Canarias tiene un límite?

– Esa es la pregunta del millón, lamentablemente no tengo una respuesta clara. Canarias no es el único lugar que está abarrotado, pasa en otras ciudades como París, Londres. Lo que pienso es que tienen que diversificar las atracciones turísticas, de la misma forma que hacen países como Japón, cuya estrategia de desarrollo turístico es algo diferente, publicitando ciudades y destinos cercanos a las principales ciudades como Tokyio, Osaka o Kyoto. Una especia de márquetin que sirva de promoción de negocios locales menos conocidos y que no solo favorezca a los grandes empresarios.

Los medios de comunicación y las redes sociales pueden ayudar en esa labor. Por supuesto, también hace falta mejorar las infraestructuras y conexiones por carreteras y del transporte público, que soy consciente que en Canarias está funcionando bien. Sí es verdad que hay un problema con el aparcamiento, es muy difícil de encontrar en la calle, es prácticamente inexistente.

Balance

«Hay que equilibrar y repartir mejor a los turistas para evitar congestiones en ciertas zonas»

– ¿Cómo se puede cambiar el hecho de que la población piense que el turismo no les beneficia?

– Es una situación compleja, hay que encontrar la forma de que las ingentes cantidades de dinero que gastan los 16 millones de turistas que llegan se queden de alguna forma en las islas y no vayan a parar a las manos de magnates que sean de Suecia, Alemania, Estados Unidos, etc. La pregunta es cómo podemos limitarlo, es lógico que haya protestas, mi primera impresión es que se reciben toneladas de turistas pero el beneficio no es para los locales, por eso se enfadan y hacen piquetes de esa manera. El Gobierno autonómico tiene que ver la forma de asignar esos benecifios de alguna forma a los residentes para así calmar ese sentimiento de crispación que existe. No solo es un problema que esté en Canarias sino en muchos otros destinos.

Luego está el problema de la gentrificación y la turistificación, ahora mismo me estoy hospedando en un alojamiento de Airbnb bastante pequeño por 1.250 euros al mes, teniendo descuento. Muchos turistas están dispuestos a pagar esas cantidades, primero porque no son conscientes del verdadero valor de la vivienda y también se lo pueden permitir, eso es otro problema.

– ¿Qué medidas concretas puede ofrecer el Gobierno canario?

– Una buena forma sería empezar a distribuir insignias o certificaciones a algunos restaurantes en los que sus dueños hagan una buena labor de integrar y tener a sus trabajadores contentos y motivados, tratándolos de forma equitativa y justa y que además ofrezcan servicios razonables en cuanto a la relación calidad-precio.

Además, creo que sería clave aplicar un impuesto al turismo, que es algo que siempre se viene planteando y nunca se hace realidad. Al final, grandes destinos turísticos como Venecia o Barcelona ya lo hacen por lo que no es nada nuevo y no creo que suponga un impacto negativo para el turismo, que es lo que muchos temen, como los empresarios minoritarios, que creen que puede afectar a su negocio pero lo cierto es que a la mayoría de turistas no les importa esta tasa.

En Estados Unidos la gente no se para a mirarlo porque ya van incluido en el precio y especifican exactamente a que se van a destinar, eso es clave para que la idea prospere. Por ejemplo, 10 euros se destinan para cuidar los bosques, 20 euros para mejorar las infraestructuras viarias. Al final, todo dependerá de que tipo de turista quieres atraer.

– ¿Cómo puede Canarias dar ese salto de calidad turístico?

– La principal tarea es intentar mejorar la calidad de la experiencia turística, Canarias tiene que seguir siendo destino del turismo maduro. Al no ser un destino emergente, el foco pasa a no solo seguir produciendo beneficios y resultados económicos sino también equilibrar y mantener la calidad de sus residentes y el turista, fomentar otros destinos dentro de las islas que no sean víctima de la masificación siempre que se respeten y no se dañen los recursos naturales ni el ecosistema animal y vegetal.

Diversificación

«Alejarse del sol y playa y ofrecer un turismo cultural que repase los ricos orígenes de Canarias»

– ¿Qué otros nichos de mercados se pueden explotar?

– Creo que sería interesante emular el estilo de otros destinos populares como Hawái y desarrollar más los aspectos culturales del territorio. Alejarse un poco del concepto del sol y playa y ofrecer un turismo cultural que repase los orígenes de Canarias que tiene un pasado muy rico e intrigante. Comercializar lo tradicional y no solo la construcción de nuevos hoteles y centros comerciales. Por supuesto, todo desde un punto de vista también educativo para mostrar cómo era la vida de los antepasados canarios. Es probable que algunos lo critiquen, a otros les parecerá aburrido pero especialmente a las familias con niños les parecerá interesante. En mi opinión sería clave para escapar del turismo simple y monótono, diversificando los productos turísticos.

– ¿Cómo se puede garantizar que no se van a dañar espacios naturales?

– Hay que empezar no solo a atraer turistas sino viajeros. Especialmente en los últimos tiempos ha surgido esta idea de personas conscientes que se autodenominan viajeros, que no solo se dedican a ir a un sitio e irse para no volver sino que se intentan integrar en la comunidad, adaptar sus costumbres y vivir como ellos.

También sería importante controlar de alguna manera los espacios protegidos dedicándole recursos de seguridad y un cuidado más regular.

– ¿Por qué cree que Canarias atrajo 16 millones de turistas en 2023, es solo por el sol y playa?

– Honestamente, en comparación con otros destinos, creo que las islas tienen otros puntos fuertes, como por ejemplo la seguridad que es muy buena. Parte de las infraestructuras como el sistema de transporte público también es muy bueno, particularmente los que están desarrollados a lo largo de la zona costera. Además, la gente local es muy amable, sin esa hospitalidad, esa sonrisa cálida y su mente abierta sería imposible que la industria turística se desarrollara tanto, esa es la realidad que he encontrado en todos los meses que llevo en el archipiélago.

También hay que destacar la limpieza, cuando me levanto temprano por la mañana para dar un paseo por la Avenida de Las Canteras, veo a muchos camiones y operarios barriendo y limpiando la calle, desinfectando las carreteras y por supuesto el clima, que es cálido, seguro y bueno.

La limpieza es un problema en otros destinos turísticos muy populares como París, donde las calles huelen mal, hay ratas. Cuando pienso en Canarias, pienso en gente muy pacífica y amigable, un sitio para volver cuando tenga tiempo o cuando te jubilas.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios