Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este miércoles 24 de julio
La apertura al turismo, «gradual y segura»

La apertura al turismo, «gradual y segura»

Algunos países de la UE comienzan a permitir que sus ciudadanos viajen, pero los múltiples condicionantes mantienen la incertidumbre sobre la llegada de visitantes. Canarias apuesta por la seguridad y reclama medidas de control sanitario en origen.

Viernes, 5 de junio 2020, 07:55

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Loreto Gutiérrez / madrid

Los principales países europeos emisores de turistas para el mercado canario están abriendo sus fronteras y comienzan a levantar las restricciones a sus nacionales para viajar a destinos vacacionales en el exterior, pero aún son muchos los condicionantes que impiden tener una previsión certera sobre los plazos para la reactivación de la llegada de turismo internacional a las islas.

El Reino Unido, primer país emisor -en 2019 visitaron Canarias 4,9 millones de británicos- ha anunciado que a partir del 8 de junio impondrá una cuarentena de catorce días a todos las personas que lleguen a su territorio desde otros países, una condición que a efectos prácticos actuará como factor disuasorio para los británicos que estén pensando salir al extranjero, puesto que a la vuelta estarían obligados a pasar dos semanas en sus domicilios.

La previsión es que la cuarentena este vigente hasta junio de 2021, aunque tras las quejas de importantes operadores turísticos como TUI o Jet2, el primer ministro, Boris Johnson, ha adelantado que la medida se revisará cada tres semanas. La apertura de puentes aéreos seguros entre el Reino Unido y países europeos con bajas tasas de transmisión del coronavirus es una de las opciones que se baraja para permitir a los británicos viajar con garantías a destinos concretos sin tener que guardar cuarentena a su regreso a casa.

Alemania, el segundo mercado en importancia para Canarias con 2,6 millones de turistas el año pasado, anunció hace una semana que a partir del 15 de junio levantará la prohibición a sus ciudadanos de viajar a los países de la Unión Europea (UE), con la únicas excepciones de España y Noruega, porque en ambos países está vigente la obligación de guardar cuarentena para todas las personas que lleguen desde el extranjero. Las autoridades alemanas han adelantado su intención de levantar la restricción también para viajar a España en cuanto se elimine la cuarentena, que según la previsión del Gobierno español será a partir del 1 de julio.

Otros países como Irlanda, emisor de más de medio millón de turistas a las islas en 2019, exige un documento de localización para llevar el seguimiento y control sanitario durante catorce días de las personas que entran en su territorio, incluidos sus ciudadanos, aunque la medida se revisará el 18 de junio para decidir su continuidad o suspensión.

Italia abrió sus fronteras el 3 de junio tras casi tres meses de aislamiento y ya permite viajar al resto de países de la UE y al Reino Unido sin necesidad de cuarentena, aunque mantiene el control de temperatura. El país alpino prevé que el movimiento de turistas aumente a lo largo de junio, cuando los operadores vayan recuperando parte de su actividad.

cuarentena. A los agentes turísticos les preocupa especialmente que la obligación de guardar cuarentena hasta el 1 de julio haga que España llegue tarde a la temporada de verano y que la paulatina apertura de fronteras de los principales países europeos favorezca a destinos competidores que ya están operativos y con la pandemia bajo control.

El Gobierno canario mantiene unas expectativas moderadas respecto al turismo internacional, cuya recuperación no prevé que comience antes de octubre o noviembre. La consejera de Turismo, Yaiza Castilla, insiste en la importancia de que la apertura al turismo extranjero sea gradual y con las máximas garantías de seguridad, para generar confianza en los países emisores y consolidar al archipiélago como destino seguro para la temporada alta de invierno. En esta línea, Canarias defiende la implantación de un protocolo con medidas de control sanitario y de test en los puntos de origen. El objetivo es minimizar los riesgos y evitar casos como el de Grecia, donde llegaron diez personas con Covid-19 procedentes de Qatar.

Por su parte, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, reiteró en el pleno del Congreso que comparte con el Gobierno canario la necesidad de que el turismo debe recuperarse de forma gradual para garantizar que la movilidad sea segura y que los destinos estén bien preparados para recibir a los turistas internacionales.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios