Entrevista con África Padrón

“En Canarias no existe una oferta de ocio más completa que la del Holiday World”

19/08/2019

La responsable de la División de Centros Recreativos y de Ocio del Grupo Juan Padrón ha sido la artífice del proyecto de remodelación integral del Holiday World de Maspalomas. Gracias a su empuje y constancia, la idea surgida hace más de cinco años se materializa ahora en la apertura que tuvo lugar el pasado jueves 14 de agosto, con una reforma completa que se adapta a los nuevos tiempos.

— Uno de los estandartes del conglomerado empresarial Grupo Juan Padrón es el parque de atracciones del sur grancanario Holiday World. ¿Cómo nace la idea de esta remodelación?

— La idea de la remodelación surge como necesidad de dar una mejor rentabilidad a nuestro negocio que, después de 10 años, por el paso del tiempo y por la oferta se estaba quedando obsoleto. En primer momento, propuse una reforma, un lavado de cara y poco más pero, cuando empiezo a estudiar las opciones de ocio y diversos estudios de mercado compruebo que podemos abrirnos a un segmento adulto.

— ¿Qué resultados aportaron estos estudios que realizaron?

— En estos análisis, todo apuntaba a que el ocio tenía una tendencia al segmento adulto, porque además de que están llegando más turistas de edades avanzadas, también se abre el mercado a los jóvenes y a las parejas, por lo que teníamos que cambiar el concepto que unía el Holiday World solo con familias con niños. Con todo esto, nos pusimos manos a la obra para ver qué podíamos añadir a nuestra oferta existente. En relación al parque de atracciones, éramos conscientes de que teníamos que adaptarnos con la inclusión de nuevas atracciones para adultos, que ha sido parte fundamental de la inversión.

— Pero también han añadido otras propuestas, ¿no es así?

— Exacto, el mercado gastronómico que, a título personal, es también parte del ocio porque deleitarse con la comida es un placer para los sentidos, supone el complemento perfecto para nuestra oferta, a la que se le suma el karaoke, el escape room, el sports bar, etc. congregando en un mismo punto una propuesta de lo más variada.

— ¿Había que separarse de la idea de solo para familias con niños?

— Sí. Ir solamente a familias con niños nos estacionaba demasiado a las épocas de vacaciones escolares que, además, también coincidía con buena parte del turismo que recala en nuestra tierra. Con todo esto, había que ir más allá para contar con una opción de ocio en el sur de la isla que sea atemporal, que esté pensada para familias pero también para jóvenes o grupos de amigos que buscan una alternativa divertida que ya se hacía necesaria.

«La inversión ha sido de 14 millones de euros, de los que tres se han destinado a la parte que no se suele ver»

— A nivel económico, ¿cuánto ha supuesto la inversión?

— La inversión ha sido de 14 millones de euros, de los que tres millones se han destinado a la parte que no se ve, a instalaciones totalmente nuevas, cumpliendo con la ley y la normativa pero, sobre todo, buscando ser un centro eficiente y respetuoso con el medio ambiente. Unos 8 millones se han empleado en la obra civil y decoración y, por último, otros 3 millones en maquinaria de parque de atracciones. Hay que tener en cuenta que una montaña rusa de las características de la que tenemos ahora en el Holiday World está en torno al millón de euros.

— Además de hacer un cambio radical, el Holiday World dispone de zonas novedosas que antes no existían. ¿Se responde así a una demanda existente en el ocio del sur grancanario?

— No solo en el sur de la isla sino que, realmente, en Gran Canaria en general. Yo soy residente en la zona sur y llega el fin de semana y me traslado a la capital para contar con una alternativa de ocio o de restauración más variada. Ahora, el Holiday World responde a esa demanda.

— Para el Grupo Juan Padrón, ¿qué significado tiene la remodelación de esta estructura 16 años después de su nacimiento?

— Significa una continuidad. Nosotros tomamos el testigo de un parque de atracciones que había creado de la nada nuestro padre y que ya necesitaba una remodelación y, con ello, llevar el legado de él lo más alto posible. Esta reforma que ahora acometemos es para nosotros reconocer su trabajo, su dedicación y su esfuerzo. Ahora que lo pienso, con todo lo que me costó luchar con mi padre para acometer este proyecto, no sé si realmente hoy en día estaría enfadado conmigo pero, quizás, al ver encenderse cada tarde las luces y llenarse de gente, además respondiendo a una demanda existente en Gran Canaria, su isla por la que siempre apostó, se le pasaría.

— ¿Por qué recomendarían a la sociedad canaria que visitara el centro de ocio Holiday World?

— Porque aunque suene pretencioso no hay una oferta más completa que la que ofrecemos en este espacio de 12.000 metros cuadrados. La restauración, con el Nomad Gastro Market formado por 14 operadores del más alto nivel de Gran Canaria, unida a nuestra apuesta de ocio, con salas de karaoke, cuatro escape room, una bolera profesional de estas características y, además, nuestro parque de atracciones, que no hay otro en toda Canarias, hacen de esta una apuesta inmejorable.

Un equipo humano a la altura

Reconocimiento. «Esta infraestructura supone un salto de calidad, no solo en instalaciones sino también en servicio. Estamos creando escuela. Estamos apostando por un equipo humano altamente formado que responde de manera excelente a las necesidades de este nuevo Holiday World», asegura África Padrón. En este sentido, Padrón también afirma que «tengo que agradecer al equipo antiguo de Holiday World, monitores, mantenimiento, especial mención a Víctor Hernández, al equipo de marketing, diseño, arquitectas, asesor gastronómico... También al gerente, César García, por todo su apoyo. Y, por supuesto, a toda mi familia. Espero servir de ejemplo de renovación, entre todos podemos hacer una Gran Canaria mejor. La planta alojativa junto con la oferta de ocio complementaria y con el apoyo de las instituciones para agilizar los procesos de gestión de los expedientes, harían reflotar el turismo de la isla, apostando por la calidad y sin sacrificar tanto el precio».