El Abora Buenaventura by Lopesan sube de categoría

12/10/2019

Lopesan Hotel Group ha realizado una reforma integral de este histórico hotel y adapta su concepto a la marca Abora, especializada en vacaciones para toda la familia

El Abora Buenaventura by Lopesan Hotels reabre sus puertas con una nueva categoría de 4 estrellas, tras realizar una inversión de 20 millones de euros y emplear seis meses en reformar por completo este histórico edificio de Playa del Inglés, en el sur de Gran Canaria.

La modernización de sus áreas comunes, restaurantes y bares, junto con el remozamiento de las zonas verdes y piscinas han marcado las líneas maestras de este proyecto; que incluye también la transformación integral del mobiliario de las habitaciones y la instalación de un vanguardista sistema de aire acondicionado en todas las estancias. Con estos elementos que añade a su oferta, el hotel pasa a estar integrado en la marca Abora, que combina espacios reservados únicamente para adultos con áreas infantiles diseñadas para aquellos turistas que viajan en familia.

Una de las principales señas de identidad de Lopesan Hotel Group es la apuesta decidida por un servicio de máxima calidad, así como lograr que sus instalaciones ocupen un puesto destacado en la vanguardia del sector turístico, por este motivo, el acondicionamiento del Abora Buenaventura “se había convertido en una prioridad para la compañía”, señaló su consejero delegado, Francisco López, que aprovechó para agradecer el enorme esfuerzo realizado por todas las personas implicadas en este proyecto, con el que “la principal zona turística de la isla consigue dar un importante salto cualitativo y contribuye a consolidar Gran Canaria como un destino competitivo en el concierto internacional”.

Por su parte, el director del Abora Buenaventura, Juan Ojeda, destacó que el hotel ha modificado por completo su estética exterior, añadiendo toques de color que diferencian los nueve bloques que componen su estructura. La recepción ha cambiado de ubicación y gana protagonismo gracias a la luz que aportan las cristaleras que delimitan su nuevo espacio, mientras que las áreas de restauración pasan a ofrecer una renovada distribución. Sin embargo, “la reforma más importante se ha desarrollado en el esqueleto del edificio”, puntualizó Ojeda, al dotar al inmueble de una completa y moderna sala de máquinas, por lo que “se puede decir que el Abora Buenaventura tienen un nuevo corazón, que convierte al hotel en un ejemplo de eficiencia energética”.

El Abora Buenaventura by Lopesan sube de categoría
Habitaciones con aire acondicionado y atractivos diseños

Las 724 habitaciones que componen el Abora Buenaventura contarán con aire acondicionado, una considerable mejora que ha implicado la reforma integral del edificio para añadir este servicio y garantizar la máxima comodidad de los clientes durante su estancia.

El diseño de las habitaciones ha variado por completo y la primera novedad se encuentra en sus puertas. Un nuevo sistema de apertura por aproximación dará la bienvenida a los viajeros, que una vez dentro de la estancia quedarán sorprendidos por el atractivo pavimento, la alegre e inspiradora decoración de la marca Abora, sus renovados armarios y una televisión inteligente de última generación. En cuanto a los baños, también han sido reformados, con una práctica encimera para el lavabo y un plato de ducha que cuenta con el “efecto lluvia”.

Los clientes del Abora Buenaventura dispondrán de wifi gratuito en todas las habitaciones, con conexión de alta velocidad también en las áreas comunes del hotel. El control automático de luces, con tiempo de espera programado, el minibar, o la disponibilidad de sofás cama en el 60 por ciento de las habitaciones del hotel, son otras de las novedades que presenta el proyecto.

Zona infantil renovada y áreas para adultos

Los viajeros más jóvenes tendrán en el Abora Buenaventura una zona exclusivamente para ellos, con una sensacional piscina infantil, áreas ajardinadas para el relax de los padres, el Aboritos Club, que contará con un amplio programa de actividades, un parque infantil con variados columpios y toboganes; y el Aqua Splash, un espectacular recorrido por simpáticas figuras adornadas con chorros de agua que aseguran la diversión. Por otro lado, el Arcade Room ofrece a los adolescentes de la familia una amplia oferta de billares, futbolines, máquinas de dardos, canastas de baloncesto y todo tipo de videojuegos.

El Abora Buenaventura dispone también de un área creada específicamente para los adultos, con un jacuzzi que ejercerá de centro neurálgico de esta nueva zona, en la que los turistas encontrarán la tranquilidad y el relax necesarios para disfrutar de unas vacaciones sin sobresaltos.

En los jardines de esta zona Adults Only, el equipo de animación del hotel ofrecerá clases de Yoga, Thai Chi y otro tipo de actividades orientadas a mantener unos hábitos saludables y desconectar de la rutina diaria practicando actividades al aire libre.

Gastronomía que conecta

El nuevo Food Court del Abora Buenaventura es un espacio revolucionario que conecta las dos piscinas del hotel a través de un corredor, en el que los clientes Todo Incluido disfrutarán de un snack o su bebida favorita, mientras que los huéspedes con régimen de Media Pensión podrán abonar sus consumiciones a través del servicio TPV, de 11.00 a 23.00 horas.

Además, el bar ubicado junto al Food Court dispondrá de un servicio de camareros que atenderá a los clientes directamente en las hamacas y mesas ubicadas en la piscina. Otra de las novedades que llegan de la mano del concepto Abora es el snack bar 24/7, abierto durante las 24 horas, los siete días de la semana.

Otra de las grandes novedades es la ampliación del Saborea Buffet, que tras la reforma aumenta 200 plazas y alcanza las 762 en total. La decoración de este escenario sigue la estética de la marca Abora, con colores vivos y llamativos neones que señalan las diferentes áreas del comedor, con los nombres de Soup, Fish, Meat, y las nuevas Hot y Veggie, dos nuevas áreas en las que el cliente encontrará todo tipo de comidas calientes y platos vegetarianos.

La sostenibilidad y el respeto al medio ambiente, prioridades del proyecto

Lopesan Hotel Group ha aceptado el reto que el medio ambiente plantea a la humanidad y todos sus proyectos pivotan en torno a la reducción de los dos principales impactos de la industria hotelera: el consumo energético y la generación de residuos. Por este motivo, el Abora Buenaventura sigue fiel a las energías verdes y mantiene en su cubierta una producción fotovoltaica de 260 kW.

En cuanto al consumo sostenible de agua, la nueva sala de máquinas cuenta con variadores de frecuencia y reguladores de caudal que ayudan a minimizar el gasto de agua. A este sistema, se suma la implementación de aerodisipadores, que recuperan parte de la energía generada por las máquinas de aire acondicionado y la reutiliza para climatizar el agua de las piscinas, así como el agua caliente sanitaria que consumen los clientes en sus habitaciones.

De esta forma, Lopesan Hotel Group ha aprovechado la experiencia acumulada durante las últimas dos décadas para incluir en este proyecto medidas que tratan de minimizar al máximo, tocando los tres ejes esenciales: fotovoltaica, optimización del agua y climatización, los efectos negativos para el medio ambiente, así como la huella de carbono que dejará el Abora Buenaventura en el futuro, celebró el CEO de la compañía, Francisco López.

La reducción del consumo de productos de plástico de un solo uso es otro de los esfuerzos en los que está trabajando la empresa desde hace meses y en el Abora Buenaventura será una realidad que tendrá un efecto directo en la generación de residuos fósiles.

El Abora Buenaventura by Lopesan sube de categoría
Respeto a la obra de García Álvarez

El pintor grancanario José Antonio García Álvarez, creó en 2001 una serie de murales que pasaron a decorar el interior del hall del hotel, mientras que dos años más tarde, el artista recibió el encargo de realizar un mural al trencadís que serviría para dar la bienvenida, desde la fachada principal, a todos los clientes que llegaban al hotel.

Tanto los murales del interior del edificio, como el del exterior, se han mantenido intactos tras la reforma, garantizando la protección de estas auténticas obras de arte inspiradas en la naturaleza de Gran Canaria.