Borrar
Complejo de apartamentos en Mogán. Cober
Canarias suspenderá las multas por la residencialización de zonas turísticas

Canarias suspenderá las multas por la residencialización de zonas turísticas

Más de 400 personas han sido sancionadas por vivir en apartamentos o alquilarlos sin cedérselo a un tercero. Turismo pide a los ayuntamientos que consoliden el suelo

Javier Sheng Pang Blanco

Las Palmas de Gran Canaria

Martes, 6 de febrero 2024, 19:46

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La consejera de Turismo del Gobierno de Canarias, Jessica de León, dio ayer un respiro a los cerca de 400 propietarios de apartamentos turísticos del sur de Gran Canaria que han recibido un expediente sancionador por parte de la Inspección tras realizar un uso residencial de sus inmuebles. En algunos casos los viven ellos mismos y también hay quien los alquila por su cuenta, sin recurrir a un explotador, como exige el principio de unidad de explotación turística. Las multas superan los 2.200 euros.

La residencialización de las zonas turísticas es un tema polémico que enfrenta al sector con los propietarios que no entienden que no puedan hacer el uso que quieran con sus apartamentos y piden un cambio de la normativa que fija la unidad de explotación. Según anunció en sede parlamentaria de León, el Gobierno pretende dejar sin efecto estas multas. Para ello, ha pedido a los ayuntamientos afectados que consoliden el suelo por la vía de una ordenanza provisional para poder suspender cautelarmente las sanciones. Algo que podría llegar en unos meses.

La presidenta de la Plataforma de Afectados por la Ley Turística (PALT), Maribé Doreste expresó con vehemencia que esta medida es «absurda» y lo que verdaderamente hace falta es elaborar una ley «que permita de una vez por todas que cada propietario haga lo que quiera con su vivienda». «Está bien que paren las sanciones pero lo que deben hacer es derogar las normas que castigan a los canarios y les obligan a ceder la explotación de su inmueble a un tercero». En su opinión, esta situación provoca un «desplazamiento forzoso de los canarios para que seis o siete turoperadores puedan hacer el negocio».

Aunque el problema de la residencialización de las zonas turísticas afecta a varias islas, son Gran Canaria y Lanzarote las que lo sufren en mayor medida. Son las áreas con mayor concentración de apartamentos frente a Tenerife, en donde más del 60% de la oferta alojativa es hotelera.

Renovación normativa

Esta disyuntiva desmuestra que La Ley de Renovación y Modernización Turística de 2013 sigue siendo objeto de discusión en el archipiélago una década después al hacer incompatible el uso residencial con el turístico. Hace escasos 10 meses, empezaron a llegar las primeras sanciones a propietarios de apartamentos turísticos que o bien residían en la vivienda o lo alquilaban sin ceder su gestión a un explotador turístico o la destinaban al alquiler.

De León indicó que «ni en la Canarias que tenemos ni en la que queremos el Gobierno puede ordenar el turismo en los municipios, pero tampoco puede pedir que se mire para otro lado si hay infracciones», declaró.

Por ello, anunció que ésta será la legislatura de la renovación normativa lo que requerirá «tiempo, paciencia, cierta dosis de valentía y un Gobierno que mire a los problemas de frente y no esconda la cabeza, como los anteriores».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios