Imagen del aeropuerto de Gran Canaria / Juan Carlos Alonso

Las agencias de viaje piden «soluciones» para que pervivan el mayor número

Los participantes han coincidido en que la nueva realidad, por la pandemia de la covid, obliga a cambiar la forma de «vender viajes»

EFE

El Foro Dual UNAV para el Turismo del Futuro-Gran Canaria, que ha reunido este martes en Las Palmas de Gran Canaria a más de 250 profesionales del sector, ha resaltado que es preciso «trabajar» la búsqueda de soluciones para que puedan pervivir el mayor número de agencias de viajes.

Los participantes han coincidido en que la nueva realidad, por la pandemia de la covid, obliga a cambiar la forma de «vender viajes», que se van a precisar nuevas fórmulas, y ponen como ejemplos la política de cancelaciones y la flexibilidad.

Además, cada grupo de datos requerirá un «tratamiento específico y tener un especial cuidado con la situación que conllevan las nuevas modalidades de comercio electrónico», en especial todo lo relacionado con la política de privacidad.

Subrayan las conclusiones que el proceso de digitalización y la tecnología de apoyo para las agencias de viajes serán aún más imprescindibles en la nueva etapa, aunque el trabajo de asesoramiento del agente seguirá siendo determinante.

Los ponentes han coincidido en que las resistencias al cambio se han visto «superadas por la realidad vivida en los últimos meses», por lo que es una irresponsabilidad viajar a partir de ahora sin contar con un seguro de viajes.

Así, para el tiempo que viene, las aseguradoras han diseñado nuevos productos adaptados a esta situación sanitaria.

Respecto a las políticas con el proveedor, las agencias de viajes están buscando recuperar el dinero para sus clientes y la vía, sea civil o penal, es en su opinión lo de menos. «Lo importante, como intermediarios, son los clientes», resaltan.

A juicio de este tejido empresarial, se precisan en el momento actual ayudas estatales directas, porque el mercado no existe y hay que tomar medidas para suplirlo. Es necesario que las agencias puedan adecuar su estructura de gastos a la situación que se vive para poder seguir manteniendo sus actividades, apuntan.

Las conclusiones destacan asimismo que España es el único país de Europa que «va a la contra e incrementa la presión fiscal en un tiempo de emergencia empresarial», y que así lo único que se consigue es «ahogar» a las empresas.

Para las agencias, los autónomos son los primeros sufridores de la pandemia y piden también su rescate, puesto que, a todas luces, han sido suficientes para mantener la actividad.

Además, las agencias tildan de «urgente» la estandarización de los protocolos de la covid, a fin de que haya una normativa homologable que transmita seguridad y confianza.

Aboga por transmitir a la opinión pública y a los gobernantes que «viajar no es sinónimo de contagio», por lo que es muy importante «dar certidumbre y seguridad».

Las agencias de viaje reclaman al Gobierno ayudas directas a sus empresas, garantizar los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), flexibilizar los créditos ICO, agilizar rebajas en los impuestos e implantar los bonos turísticos para el ámbito nacional porque, alertan, el reto es salvar los próximos seis meses, los más complicados.

Apuntan que los anuncios de las vacunas han desatado «cierto optimismo con todas las cautelas», pero que avisan de que la recuperación no será rápida ni fácil, por lo que es «muy precipitado pensar que llegue para la Semana Santa, sino más bien en el próximo verano». Auguran también que la recuperación será «gradual».

A juicio de la Unión Nacional de Agencias de Viajes, todas las empresas, también las del sector turístico, deberán adoptar medidas orientadas a la sostenibilidad, porque pueden ser «una gran oportunidad de futuro» por su capacidad de prescripción de los destinos.