Efe

Yolanda Díaz apurará el plazo para consensuar el alza del salario mínimo

La vicepresidenta negociará en la mesa de diálogo social la cifra tras recibir a final de año las conclusiones de los expertos, pero confirma que «habrá subida»

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZ Madrid

El salario mínimo (SMI) en España subirá en 2023, pero hasta final de año no se conocerá de cuánto será este alza. Yolanda Díaz se reunió este viernes con la comisión asesora para indicarles que en sus trabajos analicen qué impacto sobre la pobreza y la desigualdad tiene el SMI.

Pese a que hace unos días señaló que el alza sería «más allá de la senda» del 60% del salario medio, en esta ocasión descartó hablar de cifras y esperará a las conclusiones del comité de expertos. Es más, una vez que Trabajo cuente con esas conclusiones -para las que se les ha dado «aproximadamente dos meses y medio de plazo»-, se convocará a la mesa de diálogo social para que la subida del SMI sea «lo más consensuada posible».

Así, los expertos deberán dar a conocer su propuesta a mediados de noviembre, tras conocerse la inflación media anual que se toma en cuenta para revalorizar las pensiones en la que también se valorarán datos estadísticos sobre el salario medio más actualizados que los de su propuesta anterior hecha en junio de 2021, que indicaban que el 60% del salario medio en España el próximo año ascendería a 1.049 euros al mes en 14 pagas.

«Escucharé a la comisión y a los agentes sociales antes de dar una cifra», destacó la ministra ante los medios. Díaz destacó las subidas del salario mínimo que se han establecido en los países de nuestro entorno, con un 15% en Alemania, Bélgica entre el 12% y el 14% o Francia con tres subidas en un solo año por los efectos de la alta inflación.

El SMI subió en 2022 a 1.000 euros mensuales en 14 pagas, con el compromiso del Gobierno de situarlo en el 60% del salario medio nacional en 2023, una cifra que tendrá que proponer la comisión teniendo en cuenta también la coyuntura actual.

Tensión con los empresarios

Además, respecto al conflicto abierto con la patronal de empresarios después de posicionarse a favor de las movilizaciones que los sindicatos preparan por la subida de los salarios, la ministra aseguró que «lo que tensiona a la sociedad es no llegar a final de mes y tener una pérdida acusada de poder adquisitivo». Díaz recordó que la CEOE se levantó de la mesa de negociación el pasado 5 de mayo y ahora «tienen que ser capaces de llegar a un acuerdo salarial».

A su juicio, los sindicatos lo único que están haciendo es «defender el interés general» y volvió a pedir a la patronal que «se siente a negociar por el bien del país». «La CEOE siempre ha estado a la altura de las circunstancias y ahora también debería tener altura de miras», indicó la ministra.

La mesa de negociación se rompió por las posturas tan enfrentadas. Los sindicatos exigían a los empresarios una subida salarial del 3,5% para este año, con cláusulas de revisión salarial, de manera que los trabajadores mantuvieran su poder adquisitivo. Mientras que la propuesta de la CEOE contemplaba una subida salarial del 8% repartida entre 2022 y 2024, que excluía la cláusula de revisión salarial. El planteamiento de la patronal recogía una actualización del 3,5% para 2022, del 2,5% para 2023 y del 2% para 2024.