Una joven teletrabajando. / ARCHIVO

Uno de cada cinco trabajadores ganó un máximo de 950 euros al mes el año de la pandemia

La crisis sanitaria acentuó las desigualdades entre hombres y mujeres y aumentó el porcentaje de los que menos ingresan pero no impidió al salario medio sumar un nuevo récord al escalar hasta los 25.165 euros brutos al año

Lucía Palacios
LUCÍA PALACIOS Madrid

La pandemia que puso en jaque a la economía mundial no impidió que el salario medio siguiera creciendo en España y tocara un nuevo máximo histórico, pero sí agravó las desigualdades, tanto de género como entre las capas más bajas, según se extrae de la Encuesta Anual de Estructura Salarial que este miércoles publicó el INE. Así, en 2020 aumentó el número de trabajadores que cobraron igual o menos que el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) –situado entonces en 13.300 euros brutos anuales– hasta suponer uno de cada cinco, casi el 20%, un porcentaje que además se elevó hasta representar el 27,5% en el caso de las mujeres, ya que son ellas las que copan la mayor parte de los empleos a tiempo parcial.

Es decir, que cerca de tres de cada diez trabajadoras ingresaron menos de 950 euros al mes (en 14 pagas), un nivel que duplica con creces al de los hombres (11,9%). Este incremento del número de trabajadores con ingresos más bajos se debe no solo a la irrupción del coronavirus, sino también a que el sueldo más bajo aumentó considerablemente en los dos últimos años, con un alza de más de 200 euros al mes. La mayor parte de los españoles, concretamente un 46,6%, ingresó entre una y dos veces el SMI, es decir, entre 950 y 1.900 euros al mes, lo que supone que un 65,9% de los ocupados, dos de cada tres, cobraron menos de 1.900 euros al mes.

Sube el salario medio

Afinando más, el salario más frecuente en España se situó en los 18.480,19 euros anuales, cuantía que percibieron casi 550.000 personas y que se redujo 9,5 euros en 2020. El segundo sueldo más habitual en el país el año de la pandemia fue aún más bajo: 13.970 euros anuales, poco más del SMI, que fue el que recibieron 548.000 asalariados.

La mitad de los trabajadores españoles ganó en 2020 más de 20.920 euros brutos (que es lo que se conoce como salario mediano), mientras que la otra mitad cobró menos de esta cantidad, menos de 1.500 euros al mes (en 14 pagas).

Lo que sí se elevó por séptimo año consecutivo, un 3,2%, es el salario medio, que escaló hasta los 25.165 euros brutos al año, máximo histórico y casi 770 euros más que un año atrás. Representa a su vez 6.685 euros más que el salario más frecuente. Esta elevada diferencia se debe a que, aunque son pocos los trabajadores con remuneraciones elevadas y hay muchos más con sueldos bajos, influyen poderosamente en la ganancia media, según destaca el instituto estadístico.

Y una vez más aquí también se aprecia la enorme brecha de género que sigue existiendo en España, puesto que el salario medio de los hombres se eleva hasta los 27.642,5 euros, mientras que se reduce hasta los 22.467 euros en las mujeres, más de 5.100 euros por debajo. Pese a crecer a mayor ritmo, el salario medio anual femenino representa aún el 81,3% del masculino. No obstante, esta diferencia salarial se reduce si se consideran puestos de trabajo similares, según explica el INE.

Las rentas más bajas, en la hostelería

La actividad económica con mayor remuneración anual en 2020 fue el suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado (53.775,5 euros), que duplicó ampliamente la media nacional. Le siguen las actividades financieras y de seguros (45.921,7 euros), información y comunicaciones (35.663,8 euros anuales), industrias extractivas (34.424,6 euros) y Administración Pública (32.582 euros).

Por el contrario, los asalariados de hostelería (14.136 euros anuales), otros servicios (17.668,1 euros) y actividades administrativas y servicios auxiliares (17.808,5 euros) obtuvieron las remuneraciones más bajas.