La temporada alta del turismo arrancó fuerte en las islas aunque en diciembre se vio truncada por la sexta ola. Los meses que duró generó empleo. / Carrasco

La temporada alta turística devuelve el empleo isleño a cifras próximas a 2019

El sector privado creó el 94% de los puestos de trabajo. Sin embargo, desde que surgió el virus ha perdido peso en el mercado laboral y sigue sin volver al nivel precovid. Caen casi un 30% los hogares con todos en paro

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

2021 fue un buen año para el empleo en las islas. En un solo ejercicio se generaron 110.600 puestos de trabajo, un 13,3% más de los que había un año antes. El repunte coloca a Canarias a la cabeza de las regiones en creación de puestos de trabajo (a nivel nacional el alza fue de un 4,3%), según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicados ayer.

El nuevo empleo se concentró en el último trimestre, gracias a la temporada alta turística de las islas. Los hoteles registraron ocupaciones de un 90% y eso se dejó sentir en el mercado laboral. Además, el consumo interno estuvo animado gracias a la campaña navideña y todo esto se tradujo, en que en solo tres meses se creó uno de cada dos puestos de trabajo de todo el año.

Este tirón elevó la cifra de ocupados en las islas hasta los 938.000 -muy cerca de los 940.300 de 2019 pero aún por debajo- y redujo el paro hasta los 219.100 (también cerca de los 217.400 de 2019).

La tasa de paro desciende para colocarse en el 18,94% desde el 25,2% con el que se cerró el 2020 y en el entorno de 2019 (cerró en el 18,7%); si bien, aún sigue lejos de las cifras nacionales, con un desempleo del 13,3%.

El panorama pinta bien pero las dos organizaciones empresariales de las islas: la CEOE de Tenerife y la CCE de Las Palmas, lanzan la misma advertencia. La temporada alta turística de las islas se ha truncado en este primer trimestre de 2022 por la variante ómicron y sigue habiendo muchos riesgos en el horizonte como para cantar victoria. Entre ellas, la inflación y la evolución de la propia pandemia. Además, en el análisis de los datos se desprende un crecimiento del empleo desigual en cuanto a los sectores, los grupos de edad e incluso la nacionalidad.

Es cierto que en 2021 fue el sector privado, esto son, las empresas, las que tiraron del empleo. Ellas protagonizaron el 94% de los nuevos puestos de trabajo: crearon 102.200 de un total de 110.600 para el año. El sector público generó 19.100 (la cifra puede parecer menor pero el crecimiento fue de un 11,6% mientras que a nivel nacional el repunte fue de un 2,8%). Sin embargo, en el conjunto del mercado laboral de las islas las empresas han perdido peso a favor del sector público en los dos años de la covid.

En 2019 había en Canarias 659.400 trabajadores del sector privado, hoy suman 627.900 (-31.500). De casi a un 81% de peso han pasado a poco más del 77%.

En cuanto al empleo público, en Canarias hay actualmente 183.700 trabajadores frente a los 156.100 que había hace un año (+27.600). El peso de lo público ha pasado del 19% a casi un 23%.

Por edades, los jóvenes fueron sin duda los más castigados por la covid. En 2021 la tasa de paro entre los menores de 25 se situó en el 52,16% (frente al 18,9% general en las islas), aún a casi 20 puntos de la que había en 2019 (del 35,3%). En el caso de los mayores de 25 años, cerró el 2021 en el 17%, casi al nivel de 2019 cuando era del 17,51%.

De igual forma, los trabajadores extranjeros han sido los más castigados en la pandemia. Mientras que la tasa de paro de los nacionales está en el 17,6% la de los extranjeros se eleva hasta los 24,6%. Con la covid se han invertido las cifras: en 2019 el paro era del 17% entre los extranjeros y del 19% en los españoles.

Por nacionalidad, los trabajadores de fuera de la Unión Europea soportan la mayor tasa de desempleo, con el 32,4% frente al 14,4% de los europeos.

Al analizar los sectores económicos se desprende que los servicios siguen sin recuperar el nivel prepandemia. Actualmente, suman 801.700 trabajadores, casi 25.000 menos de los 825.200 de 2019. También ocurre en la agricultura, que tiene hoy 26.700 empleados y en 2019 tenía 28.300.

Por contra, l a industria ha registrado un avance sustantivo del empleo. A final de 2021 tenía 52.200 trabajadores -casi 10.000 más en un año y 15.000 en dos- mientras que la construcción suma 57.200 ocupados, casi 4.000 más que en 2020 y 8.000 en 2 años.

Caen casi un 30% los hogares con todos en paro

2021 se cerró con 71.200 con todos sus miembros en paro. La cifra supone un 10,4% del total de los hogares con al menos un activo en Canarias y que ascendían a finales de 2021 a 679.700. En la provincia de Las Palmas los hogares en esta situación son 36.600 y 34.600 suman en la de Santa Cruz de Tenerife.

En un solo año el número de hogares en las islas con todos sus miembros en paro se ha recortado casi un 30%, lo que en términos absolutos supone 28.000 unidades menos. A cierre de 2021 había 71.200 hogares sin ingresos en Canarias frente a los 99.200 que se contabilizaron en 2020 como consecuencia de la covid. Entonces representaban el 15% de hogares con un activo.

Al tiempo que caen de forma abultada el número de hogares con todos en paro suben aquellos que tienen a todos ocupados. A finales del 2021, se contabilizaban en las islas 503.500, lo que supone el 74% del total de unidades con al menos un activo. En 2020, el año de la covid, los hogares con todos sus miembros ocupados fueron 431.600, el 66% del total.

Si se comparan las cifras de ahora con las de 2019, antes de la covid, la situación en los hogares isleños ha mejorado. Antes de que irrumpiera el virus había en Canarias 483.400 hogares con todos ocupados y 72.200 con todos en paro. Dos años después y pese al impacto de la covid, las familias con todos ocupados suman 503.500 y las que tienen todos en paro son 71.200