José Luis Escrivá, ministro de Seguridad Social. / Europa Press

La recuperación permite sacar 50.000 trabajadores del ERTE en dos semanas

El Gobierno avanza buenos datos de afiliación en noviembre después de sumar 90.000 personas en la primera quincena y alcanzar los 19,75 millones

Arturo Cervellera
ARTURO CERVELLERA

Las primeras semanas de noviembre mantienen la senda de recuperación del empleo e incluso la intensifican. En apenas quince días, se han incorporado al mercado laboral 50.000 de trabajadores que aún estaban afectados por un ERTE, más de uno de cada cuatro de los 190.000 registrados al cierre de octubre.

Según ha avanzado José Luis Escrivá, ministro de Seguridad Social, vivimos un período de «intensísimo crecimiento del empleo». Esta importante reincorporación de aquellos que seguían en ERTE se produce en un mes en el que se han renovado las condiciones y se han impuesto más restricciones para evitar al máximo que persistan las denominadas empresas 'zombie', que con el fin de las ayudas tendrán que cerrar. De los 140.000 españoles afectados por un ERTE, 47.000 sufren un expediente a tiempo parcial y 83.000 a jornada completa.

La mejora del mercado laboral también se ha traducido en un repunte de 90.000 personas afiliadas a la Seguridad Social, lo que sitúa el total en 19,75 millones. Esta cifra ya es superior a la situación previa a la pandemia. Desde el mes de mayo, cuando arrancó la tendencia alcista, hay 730.000 afiliados más y este crecimiento duplica lo que era habitual entre 2017 y 2019. Se avanza en una recuperación que llega antes al empleo que a la estructura macroeconómica que mide el PIB.

Hostelería y ocio

En el auge de las últimas dos semanas tienen una especial importancia la hostelería y las actividades recreativas y de ocio, que son las que tiran del carro de la recuperación. En los últimos días, han vuelto, por ejemplo, los festivales de música masivos en diferentes puntos de España y su efecto es palpable.

Este incremento ayuda a generar un efecto tractor en actividades profesionales científicas y técnicas y hasta en inmobiliarias, favorecidas por el buen contexto general. Respecto al reparto territorial, solo Canarias y parte del norte del país siguen por debajo de los registros de antes de marzo de 2020.