Una empleada del hogar. / ARCHIVO

Las empleadas del hogar también tienen derecho a paro

La justicia europea considera que la norma española que les impide acceder al desempleo es contraria a la comunitaria y discriminatoria

Lucía Palacios
LUCÍA PALACIOS Madrid

Nuevo varapalo de Europa a la legislación laboral española. Y ya van unos cuantos. El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) concluye que España no se ajusta a la normativa comunitaria y discrimina a las empleadas del hogar al negarles el derecho al paro y abocarlas a una situación «de desamparo social». Así lo estima una histórica sentencia publicada este jueves que abre la puerta a equiparar definitivamente este sector con el resto, puesto que las cerca de 400.000 afiliadas en este régimen son las únicas a las que se le impide acceder a esta prestación cuando son expulsadas del mercado laboral.

«La normativa española que excluye de las prestaciones por desempleo a los empleados de hogar, que son casi exclusivamente mujeres, es contraria al Derecho de la Unión», explica el Alto Tribunal, que se mantiene en línea con las conclusiones del Abogado General del Tribunal de Justicia de la UE del pasado septiembre y precisa que esta exclusión constituye una «discriminación indirecta por razón de sexo» en el acceso a las prestaciones de seguridad social, puesto que las mujeres representan más del 95% de este colectivo.

Esta decisión de la Justicia comunitaria llega tras la denuncia de una trabajadora doméstica después de que en 2019 solicitara cotizar por el paro y la Seguridad Social lo rechazara, alegando que la legislación lo prohíbe. El asunto fue elevado al tribunal de Luxemburgo por el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 2 de Vigo, que pidió al TJUE que interprete la directiva sobre igualdad en materia de seguridad social para determinar si existe una discriminación indirecta por razón de sexo.

«El Tribunal de Justicia declara que la directiva sobre igualdad en materia de seguridad social se opone a una disposición nacional que excluye las prestaciones por desempleo de las prestaciones de seguridad social concedidas a los empleados de hogar por un régimen legal de seguridad social, en la medida en que dicha disposición sitúe a las trabajadoras en desventaja particular con respecto a los trabajadores y no esté justificada por factores objetivos y ajenos a cualquier discriminación por razón de sexo», señala.

Europa da el golpe definitivo a un tema que se viene arrastrando desde hace años y decreta que todos los trabajadores por cuenta ajena inscritos en el Régimen General de la Seguridad Social tienen derecho a las prestaciones por desempleo, incluidos los empleados del hogar.

Desde el Ministerio de Trabajo recalcaron que esta sentencia «refuerza» la línea en la que ya está trabajando desde el principio este departamento y permitirá acelerar la equiparación definitiva con el resto de regímenes. «Cambiar la situación laboral actual de las empleadas de hogar y hacerlo sin demora es una prioridad para el departamento», según afirmaron desde el ministerio liderado por Yolanda Díaz.

Los sindicatos celebraron este sentencia, instaron al Gobierno a iniciar un proceso de diálogo social y acelerar los trámites de la ratificación del Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre trabajadoras y trabajadores domésticos. Y recordaron que este es un compromiso pendiente que el Ejecutivo incumple desde 2017.

El Supremo fija doctrina sobre la jubilación activa

El Tribunal Supremo fija doctrina sobre la compatibilidad de la pensión de jubilación y el trabajo autónomo en dos sentencias que dan la razón a la Seguridad Social. El tribunal establece que para poder percibir el 100% de la pensión de jubilación al tiempo que se desarrolla una actividad por cuenta propia no basta con ser miembro de una comunidad de bienes o administrador de una sociedad limitada, sino que es necesario desarrollar una actividad por cuenta propia a título individual y tener contratado algún trabajador.