Borrar
Oficina de empleo EFE

El empleo se enfría en noviembre y se destruyen más de 11.500 puestos

El paro se reduce en casi 24.600 personas y la Seguridad Social mantiene la barrera de los 20,8 millones de afiliados

Lunes, 4 de diciembre 2023, 07:59

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Esta vez sí el mercado laboral comienza a desinflarse en la recta final del año, aunque aún de forma bastante moderada, más si se tiene en cuenta la incertidumbre económica y política que se vive a nivel mundial. Si en octubre ya se percibieron síntomas de enfriamiento al crecer menos que años atrás, en noviembre ya sí ha pinchado al destruir más 11.500 empleos, el peor dato desde el año 2019, aunque la Seguridad Social sigue manteniendo la barrera de los 20,8 millones de afiliados, según los datos publicados este lunes por el ministerio.

El paro, sin embargo, se ha reducido en casi 24.600 personas hasta los 20,73 millones de desempleados, un recorte inferior al de los dos años precedentes, pero que –cabe precisar– tampoco muestra la realidad de cuántas personas quieren trabajar y no pueden, puesto que no recoge a los centenares de miles de fijos discontinuos que están sin actividad.

La temporada turística ahora sí se da por finalizada después de un octubre mucho mejor de lo habitual, con temperaturas más altas, que hizo que se alargara la época de vacaciones. Por ello, la mayor sangría de afiliados se ha producido en la hostelería, que termina noviembre con 115.539 trabajadores menos por el cierre de muchos hoteles.

La educación, por tercer mes consecutivo, ha seguido tirando con fuerza del mercado laboral y ha conseguido compensar una buena parte de la destrucción tan fuerte que ha habido en la hostelería. Se sumaron 38.024 profesores más a las aulas este mes, lo que, unido a los meses de septiembre y octubre, suponen 322.000 más en apenas tres meses. Es algo habitual que en estos primeros meses de curso los colegios se refuercen para la temporada escolar para recuperar los puestos que se pierden en verano, en esa mala costumbre que utiliza este sector de despedir antes de las vacaciones para luego volver a contratar. Pero lo que sorprende es que este año comienza con cerca de 100.000 profesores más que un año atrás, sin que se pueda dar una explicación del porqué, puesto que no hay un incremento de los niños.

Tras la educación, el mayor aumento se produjo en el comercio, que se ha reforzado con 23.257 empleados más para la campaña del 'Black Friday' y para la temporada navideña que está a la vuelta de la esquina.

Además de la hostelería, se destruyeron otros 3.700 puestos en la Administración Pública y casi 2.600 en la agricultura y ganadería.

El ritmo anual de creación de empleo se frena aunque solo mínimamente, hasta el 2,58%, menos de una décima inferior a la tasa de octubre, aunque cada vez se aleja un poco más de ese 3% que se registraba en abril o el 4% que se rozaba dos años atrás. En el último año se han sumado 522.000 afiliados más, una cifra nada desdeñable.

Menor efecto de la reforma laboral

El paro, por su parte, ha descendido en 146.549 personas en el último año hasta situarse en los 2.734.831 desempleados, una cifra, no obstante, que no refleja las personas que quieren trabajar y no pueden, puesto que dejan fuera a esos centenares de miles de fijos discontinuos sin actividad. Y esto se demuestra con dos datos: ¿dónde están esos 115.000 trabajadores de la hostelería que se han dado de baja en la Seguridad Social? Puesto que el paro en el sector servicios, lejos de aumentar, ha disminuido. Y lo mismo sucede en Baleares, donde se han perdido casi 90.500 cotizantes por el cierre de la temporada turística, pero el paro en esta comunidad solo ha crecido en poco más de 4.000 personas.

En realidad, el desempleo ha descendido en todos los sectores económicos en el mes de noviembre: en servicios en 17.335 personas (-0,88%), en industria 2.654 personas (-1,22%), en agricultura en 2.175 personas (-2,13%), en construcción 1.072 (-0,51%) y en el colectivo sin empleo anterior disminuye en 1.337 (-0,53%).

La reforma laboral sigue teniendo efecto en el mercado laboral, aunque pierde ya un poco de fuerza. Así, si en noviembre del año pasado más del 43% de todos los contratos registrados eran de carácter indefinido, todo un récord, este año ese porcentaje se ha reducido hasta el 41,5%. De igual manera, la mortalidad de los contratos indefinidos está creciendo y este mes otras 40.000 personas han firmado en noviembre más de un contrato indefinido.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios