Cómo crear una zona de teletrabajo en casa

El trabajo en remoto ha llegado para quedarse | Esto significa tener que desempeñar nuestra profesión desde el hogar, por lo que te proponemos crear un espacio para que puedas estar más cómodo y a gusto

FAYNA ORTEGA Las Palmas de Gran Canaria

Desde que pasamos por la situación de la pandemia en 2020, donde muchas empresas se vieron en la necesidad de enviar a sus empleados a teletrabajar, algunas han dedicido realizar cambios y añadir esta opción laboral a su personal.

En cualquier caso y tras retomar la normalidad, se hace imprescindible contar con una zona de trabajo en casa. Hasta el momento mucha gente se apañaba con un rincón en el sofá o en la mesa del comedor. Actualmente, por lo general, el teletrabajo se limita a unos días a la semana pero aún así, es hora de diseñar un espacio que esté correctamente equipado.

Claves para crear tu espacio de trabajo

  • El primer paso es tener claro el lugar concreto donde vas a desarrollar tu tareas laborales.

  • La iluminación es fundamental.

  • Elegir muy bien el mobiliario que vas a utilizar. Ten en cuenta la ergonomía.

1

Zona de trabajo

Busca un lugar lejos de distracciones (televisores, sofá, cama o cocina) y que tenga el menor ruido posible para evitar la tentación de hacer otras cosas. Es necesario que tenga buena ventilación, que esté recogida y limpia. Si dispones de un despacho en casa es la mejor opción.

Cuando hayas decidido tu zona de teletrabajo en casa, toca sacarle el máximo partido.

2

Iluminación

Aunque parece algo obvio, en muchas ocasiones por la distribución del inmueble, no siempre es posible tener una buena iluminación.

Procura que tu espacio laboral tenga cerca una ventana que deje pasar la luz natural, si no puede ser así, opta por iluminación artificial. Lo más recomendable es que esté bien posicionada para evitar reflejos en la pantalla y que desprenda luz agradable y cálida. Para ahorrar en la factura de la luz, intenta que tus bombillas sean LED (bajo consumo).

3

¿Qué mobiliario es el adecuado?

Es claramente necesario e importante trabajar en una silla con un asiento, reposabrazos, respaldo y resposapiés adecuados, que nos permita adoptar posturas apropiadas y sea regulable en altura y con base de ruedas. No es igual una silla que usas ocasionalmente que una con la que trabajas muchas horas al día. Dedícale tiempo a escoger la mejor para ti.

Intenta elegir una mesa regulable en altura, así podrás cambiar de posición. Debe contar con espacio suficiente para colocar tu ordenador y todo tu material de oficina. Debe contar con aperturas para pasar los cables y mantener la zona bien organizada.

Una vez tengas el espacio, coloca el ordenador frente a ti para que puedas usarlo sin tener que girar el cuello o el tronco e instala la pantalla a una distancia mínima de 40 centímetros

El truco perfecto para que tu jornada laboral se parezca a estar en la empresa es que todos los elementos estén colocados de la forma más parecida a tu oficina.

Por último, para afrontar el día sin dolores de espalda ni lesiones, incluye los estiramientos para prevenir. Muchas horas frente al ordenador suelen tener un efecto traumático sobre los músculos y articulaciones.

Te recomendamos que hagas pausas entre 5-10 minutos cada hora y media y realices varios ejercicios de estiramientos, así evitarás fatiga visual, tensión muscular, dolor cervical o somnolencia.

Tener en nuestro hogar un área para trabajar en remoto es bastante sencillo, tus resultados laborales y tu comodidad dependen de ti, ¡organízate, concéntrate y a trabajar!