El absentismo repunta a máximos históricos pese a la menor incidencia de la covid

Casi un millón de trabajadores no acudió el año pasado ni un solo día a su puesto, lo que supone un coste total de casi 37.000 millones

Lucía Palacios
LUCÍA PALACIOS Madrid

El absentismo se ha vuelto a disparar en los primeros meses de 2022 «de manera preocupante», pese a que la covid-19 no está teniendo igual impacto sanitario que cuando estalló en 2020. Así, la tasa ha repuntado hasta el máximo histórico del 7,5%, por encima incluso de la del año 2020, después de que en 2021 hubiera caído hasta el 6,6%, según el XI Informe Adecco sobre Empresa saludable y gestión del Absentismo publicado este miércoles, en el que se resalta que hasta 2017 este nivel nunca superó el 5%.

Extrapolando los porcentajes de 2021 al número de asalariados (16,1 millones), equivale a que 937.900 trabajadores no acudieron a su puesto en todo el año, uno de cada 16. O lo que es lo mismo, se perdieron más de 1.700 horas de trabajo, lo que tuvo un coste total para el conjunto de la economía española de casi 37.000 millones de euros, lo que equivale al 3,1% del PIB.

Cabe destacar, no obstante, que el concepto de absentismo que recoge este informe incluye cualquier ausencia al trabajo, ya sea justificada como una baja por enfermedad o un permiso de maternidad y paternidad, como no justificada, por lo que no todo el absentismo puede eliminarse, según explica Adecco.

En cualquier caso, las bajas laborales por enfermedad común o accidente no laboral empeoraron en 2021 respecto a 2020 en cuanto al número de procesos, coste e incidencia media, según estimaciones de la Asociación de Mutuas de Accidentes de Trabajo (AMAT). Más concretamente, el número total de procesos de baja para el Sistema de la Seguridad Social aumentó un 14%, lo que derivó en un coste total de 106.302 millones de euros, un incremento de un 16%. Además, el cálculo en términos de bienes y servicios que se dejaron de producir y prestar alcanza los 87.439 millones de euros, un 7,27% del PIB del año pasado.

Y en el primer cuatrimestre de 2022 han aumentado el número de procesos iniciados de bajas laborales en más de un 46%, casi medio millón de casos más. Por ello, el coste de este absentismo por las bajas para los trabajadores protegidos por las Mutuas colaboradoras con la Seguridad Social, sin tener en cuenta el coste de oportunidad, es de 4.254,62 millones de euros, lo que supone 591,20 millones más que en 2021.