Los trabajadores llevan meses de reivindicación por la empresa. / C7

Los trabajadores de JSP se manifestarán el próximo lunes en contra del ERE

Ese mismo día tendrán una reunión con la empresa. Máñez recalca que debe haber acuerdo «de buena fe» entre las partes o los despidos serán nulos

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

Los trabajadores de JSP se manifestarán el próximo lunes, 29 de noviembre, en la capital grancanaria y ante la sede del grupo industrial en Miller Bajo para protestar por el ERE planteado y que afecta al 70% de la plantilla, en concreto a 317 trabajadores. Ese mismo día está previsto un segundo encuentro entre los responsables de la empresa y los representantes de los trabajadores para avanzar en un acuerdo sobre este expediente de regulación de empleo, que es una exigencia planteada por los inversores interesados.

Los trabajadores reclaman un plan de viabilidad para determinar, en función de su contenido, cuántos trabajadores deben salir de la empresa. Reclaman además condiciones dignas para los que se marchen y mantener las condiciones de los que se queden y sobre los que se plantea un recorte salarial. Los representantes sindicales de la plantilla consideran «excesivas» las 317 salidas propuestas.

Los trabajadores exigirán en esa manifestación el pago de los salarios atrasados. Según informa el presidente del comité de empresa de JSP, Ángel Yánes, la empresa adeuda el 75% del sueldo de octubre y parte del salario de septiembre y agosto.

La convocatoria de la manifestación coincidió ayer con una pregunta planteada por la diputada de CC, Rosa Dávila, a la consejera de Economía y Empleo del Gobierno de Canarias, Elena Mánez, en el pleno del Parlamento de Canarias, y en el que la primera criticaba la falta de acción del Gobierno para evitar el ERE.

Mánez aseguró que la propuesta de ERE de la empresa JSP era «por ahora solo un anuncio». Según dijo, la empresa debe todavía comunicar a los trabajadores el contenido de ese ERE, con los perfiles afectados, para abrirse un proceso de negociación. «Hace usted un anuncio incierto -advirtió Máñez a Dávila-. Cuando se produzca el expediente del ERE se abrirá un proceso de negociación y ahí deberá haber un acuerdo», indicó la consejera, que aseguró que ese pacto debía ser «de buena fe» o, de lo contrario, «los despidos serán nulos».