Borrar
Torres prepara medidas para afrontar el colapso de Thomas Cook

Torres prepara medidas para afrontar el colapso de Thomas Cook

La reunión entre los presidentes de los distintos cabildos prevista para la tarde de este lunes dará prioridad a la búsqueda de medidas para afrontar la nueva crisis del sector turístico tras la noticia de la quiebra de Thomas Cook. Ángel Víctor Torres se reunirá también en los próximos días con distintos agentes económicos, con el Gobierno español, patronales y sindicatos.

Ingrid Ortiz Viera y Canarias7 / Las Palmas de Gran Canaria

Miércoles, 15 de julio 2020, 11:50

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, ha calificado la quiebra de Thomas Cook como «una mala noticia» para la economía internacional y la canaria en particular. Las medidas para abordar el impacto en el sector turístico han pasado a ser una prioridad en la reunión sobre la conectividad en las islas prevista para la tarde de este lunes con la Fecai, en la que tratarán, también, la crítica situación de Ryanair.

En los próximos días también mantendrá reuniones con los sectores económicos y sociales para concensuar acciones junto al Gobierno de España y evitar, sobre todo, que se cancelen los paquetes turísticos ya vendidos.

El colapso del gigante de viajes británico ha afectado a 22 vuelos en el archipiélago y, en total, a alrededor de 30.000 personas que viajaban con la compañía. El aeropuerto peor parado ha sido el de Lanzarote, con 10 vuelos afectados –cinco de llegada y cinco de salida– , seguido del de Gran Canaria, con ocho, y Fuerteventura y Tenerife Sur, con dos cada uno.

A pesar del desconcierto imperante, el presidente canario ha asegurado que los vuelos previstos para hoy van a realizarse, y ha llamado a la calma pidiendo a los turistas que permanecen alojados en los hoteles que no acudan a los aeropuertos hasta que se les haya reubicado para evitar las colas.

Sin datos ni medidas oficiales, Torres asegura que «inevitablemente habrá pérdidas económicas», aunque se tratará de contener las bajas de empleados. «De entrada hay plantas hoteleras que prácticamente tienen sus servicios exclusivamente con Thomas Cook, por lo que se va a intentar arbitrar fórmulas para transferirlos a otras compañías y evitar que se cancelen las ofertas que ya se habían planteado», explicó.

La quiebra de la compañía británica supone un gran batacazo para sector turístico en Canarias, que representa el principal motor económico con un 35% de su PIB, y sobre el que se ciernen también la amenaza de otras empresas en crisis, la recesión en Alemania, la subida del precio del crudo y los conflictos bélicos de ciertos países.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios