Borrar
Directo El Gobierno de Canarias hace un balance del primer año de mandato
Comercio en la Avenida José Mesa y López en la capital grancanaria. Arcadio Suárez

Una temporada sin grandes ventas abre unas rebajas con descuentos del 40%

El sector comercial aspira a disfrutar de un buen verano tras un primer semestre «muy influenciado por la climatología»

Javier Sheng Pang Blanco

Las Palmas de Gran Canaria

Jueves, 27 de junio 2024

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La temporada de rebajas de verano arrancó esta semana en muchos de los establecimientos de Canarias, especialmente en grandes firmas como Inditex y El Corte Inglés.

El sector comercial espera que sea una temporada estival que eleve el nivel de las ventas tras un primer semestre «muy influenciado por la climatología», según el secretario general de la Asociación Canaria de Medianas y Grandes Empresas de Distribución (Asodiscan), Alfredo Medina, quien expresa que existe una gran cantidad de mercancía que va a tener participación en las rebajas generando «una gran expectativa» en los comercios de que estas rebajas puedan actuar de «revulsivo» para colocar géneros de buena calidad a buen precio que alivien las existencias de cara a la segunda mitad del año, que es siempre para el sector comercial el más importante, con la presencia del verano, navidad y reyes. «Estamos esperanzados de que sean unas buenas rebajas», añade Medina.

Grandes descuentos

El secretario general de Asodiscan señaló que la tendencia de las rebajas de verano 2024 debe ser mantenerse en la misma línea que el año pasado al igual que seguir una dinámica de que cuando los clientes accedan a los establecimientos van a encontrar una gran cantidad de «mercancía de mucha calidad con fuertes descuentos». Entre estos descuentos predominará «el del 40% en una amplísima cantidad de mercancía», apostando «fuerte por todo comercio de entrada» haciendo que las rebajas «desde el primer momento mantengan un buen tono».

Sobre si estos elevados descuentos se corresponden con una necesidad de deshacerse de las existencias acumuladas, Medina responde que los descuentos en rebajas siempre están «en una franja alta» incluso llegando al 50% en algunos establecimientos pero que sí es cierto que cada comerciante, en función de la mercancía almacenada apuesta por un mayor o menor descuento. «Si las ventas en invierno han sido buenas, en rebajas habrá un género distinto pero si las ventas no han sido tan buenas, es posible encontrar mercancía que es propia de la temporada de invierno, de alta calidad y de buenas firmas. Por lo que las rebajas, no funcionan tanto por el tipo de descuento como qué tipo de mercancía se encuentra el cliente cuando acude.

4,3% Líder

El Instituto Nacional de Estadística (INE) anunció ayer que Canarias lideró las ventas del comercio minorista en el mes de mayo a nivel estatal con una subida del 4,3% respecto al mismo mes del año pasado.

Por su parte, Abbas Moujri, el presidente de la Federación de Áreas Urbanas de Canarias (Fauca), Abbas Moujir, anunció que el pequeño y mediano comercio espera para las rebajas de verano «un ligero incremento» de entre el 2% y el 3% en las ventas, por lo que se anticipa una buena temporada, «similar al nivel del año pasado».

Consumidor local

Moujir consideró necesario estudiar de donde procede este dinero para saber la capacidad de gasto de los canarios. El hecho de que el comportamiento turístico esté siendo muy bueno, puede según el presidente de Fauca «tergiversar» la dinámica de gasto del consumidor local.

Propone que tanto las asociaciones comerciales como el propio Gobierno de Canarias creen un instrumento para poder saber que parte de la población se encuentra gastando más, o por lo menos, hacer una distinción por zonas que permita fomentar iniciativas como los bonos consumo al comercio, que hasta ahora han tenido buenos resultados.

A su vez, subraya que el hecho de que Canarias siga siendo de las peores comunidades en cuanto a la renta per cápita no concuerda con la buena marcha de las ventas, como sucedió en el pasado mayo.

Por último, consideró que la reducción de jornada está suponiendo una dificultad añadida para el sector, teniendo que aumentar sus plantillas, no relacionado con la subida del negocio.

La inflación castiga el consumo

En un contexto inflacionista en el que el sector turístico ha recibido gran parte de los limitados ahorros de un amplio sector de la población destina al sector de viajes y experiencias, el consumo, por el contrario es un sector que se ha visto «muy castigado», principalmente a raíz de una «inflación insoportable».

No obstante, este no es el único factor que ha influido en este bajón del sector comercial, según indica Alfredo Medina, secretario general de Asodiscan, quien atribuye al «incremento brutal» de la cesta de la compra, la subida de los precios de la energía, el aumento de los tipos de interés que propicia que la gente pague ahora mismo «hasta 300 euros más de hipoteca» una gran parte de responsabilidad.

A su vez, también considera que es posible que las personas estén ahora mismo mudando a un tipo de consumo «más hedonista y de disfrute», provocado por «un consumo embolsado», consecuencia de la pandemia pero que lo que se está viendo actualmente es un efecto de una economía familiar «muy castigada por una inflación desbocada» y una «voraz» presión fiscal que ha causado un aumento de la recaudación del 30%.

En relación a los precios, Medina concluyó que pese a que la inflación ya no es «tan galopante» y está en fase de moderación los precios «están todavía lejos de bajar».

Según Abbas Moujir, es precisamente la buena marcha del turismo la que impulsa las ventas de las rebajas en época estival. «La gente deja pasar la temporada normal y aprovecha estos meses para comprar nuevas prendas más relacionadas con el verano y el ocio. No creemos que sea algo negativo sino lo contrario».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios