ATA teme «un invierno muy duro» en las islas por la caída del consumo

Esta asociación considera «insuficientes» las ayudas puestas en marcha hasta ahora por el Gobierno

José Miguel Pérez
JOSÉ MIGUEL PÉREZ LAS PALMAS DE GRAN CANARIA.

El presidente de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) en Canarias, Juan Carlos Arricivita, advirtió ayer de la «difícil situación» que atraviesa el colectivo ante la caída del consumo que ha generado la pandemia de coronavirus. Esta asociación considera «insuficientes» las ayudas puestas en marcha hasta ahora por el Gobierno, como la prestación extraordinaria, o la línea de avales públicos para sostener la liquidez de los autónomos.

Arricivita considera que son necesarias nuevas medidas, porque temen que «lo peor» de la pandemia en términos de desempleo llegará a partir del otoño; y el invierno será muy duro».

La asociación considera que tras el verano se verá reflejada la mayor destrucción de empresas y de empleo. De ahí que reclame impulsar cuanto antes medidas que ayuden a las empresas y autónomos a proteger su liquidez.

Para ATA se hace necesario «prolongar los ERTE hasta el primer trimestre» de 2021, y no solo hasta el 30 de septiembre, y extender también las ayudas por cese de actividad, ya que debido a la fuerte bajada de ingresos tras dos meses de completa inactividad, precisan esta prestación para poder sobrevivir en 2020.

Arricivita recordó además que «solo uno de cada tres de los autónomos del archipiélago que están recibiendo la prestación extraordinaria por cese de actividad» equivalente al 70% de su base reguladora ha percibido el restante 30% que se comprometió a aportar el Gobierno canario mediante Decreto Ley.